El Comercio

Absuelven de acoso sexual a un jefe que llamaba a sus empleadas «chochitos»

«Este año estás mucho más guapa y más buena». Eso decía la supuesta nota que el acusado, jefe de departamento de unos grandes almacenes, dejó a una de sus subordinadas, a las que llamaba «chochitos», según denunciaron las empleadas afectadas. La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia del juzgado de lo penal de Murcia que llevó el caso hace un año. Ambos órganos coinciden en la absolución del acusado por dos delitos de acoso sexual, uno por el apelativo malsonante hacia varias de sus subordinadas y otro por la nota referida.

La sentencia desestima el recurso presentado por las empleadas contra el juzgado de lo penal y asegura que no se han probado los hechos constitutivos de los delitos de acoso por parte de su jefe. A pesar de la absolución del denunciado, tanto el documento de la Audiencia Provincial como la sentencia que ahora se ve ratificada declaran probado que el acusado «faltó al respeto y consideración debida a una de las querellantes».

El texto judicial califica como desconsiderado al acusado por llamar «chochitos» a las denunciantes y a otras de sus subordinadas. El juzgado de lo penal recogía que los hechos también fueron analizados por los responsables del establecimiento comercial, que suspendieron de empleo y sueldo por 21 días al afectado por «conducta improcedente en un jefe de departamento». La sentencia de la Audiencia recoge que, como consecuencia del supuesto acoso, las dos empleadas denunciantes estuvieron de baja laboral durante casi dos años por su estado de ansiedad.

Al desestimar la apelación, la Audiencia señala que, en aplicación de la jurisprudencia del Supremo y del Constitucional, no es posible revocar una sentencia absolutoria si no es ilógica, absurda o arbitraria, lo que no ocurre en este caso. Así, no deja posibilidad alguna de recurso ordinario.