El Comercio

Orense, en vilo por fuegos que cercan casas y arrasan casi 4.000 hectáreas

Vista del incendio forestal de Muiños.
Vista del incendio forestal de Muiños. / Efe
  • Cinco incendios forestales, tres de ellos de grandes dimensiones, siguen activos en Orense, y otros dos se han registrado en Lugo, uno de ellos activo y el otro ya controlado

Los incendios registrados en la provincia de Ourense en las últimas horas suman ya más de 3.875 hectáreas de monte calcinadas y en varios casos se ha activado la alerta por la cercanía a viviendas.

En esta jornada han sido varios los dirigentes del Gobierno, con el presidente, Alberto Núñez Feijóo al frente, los que han denunciado la actividad incendiaria. En declaraciones difundidas por la Radio Galega, la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, también ha incidido en la intencionalidad de los fuegos. "Quisieron quemar Ourense en dos días", ha censurado.

El departamento autonómico de Medio Rural ha concretado que en Monterrei está declarada la 'Situación 2' como medida preventiva en el fuego activo en dicho ayuntamiento, en la parroquia de Vences. Se inició a las 13:56 horas y afecta, según las estimaciones provisionales, una superficie de 130 hectáreas. En su control llevan trabajando 1 técnico, tres agentes, 10 brigadas, seis motobombas, una pala, cuatro helicópteros y cuatro aviones.

Ha sido desactivada a la 'Situación 2' en el incendio activo en Oímbra, en la parroquia de Bousés. Este fuego se ha iniciado a las 14:05 horas de este martes y afecta a una superficie de unas 1.500 hectáreas.

En las labores de extinción han participado tres técnicos, 16 agentes, 44 brigadas, 16 motombas, tres palas, 10 helicópteros y cuatro aviones. También colaboran efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), medios de la Diputación de Ourense, bomberos municipales y efectivos de Protección Civil.

Desde las 16:44 horas de la pasada jornada, está activo un fuego en el ayuntamiento ourensano de Boborás, parroquias de Brués y Xurenzás, que, según las últimas estimaciones, se sitúa en las 520 hectáreas. En su control, han trabajado 29 agentes, 50 brigadas, 36 motobombas, dos palas, cuatro helicópteros y dos aviones. También colaboran efectivos de Protección Civil y de Grupos de Emerxencia Supramunicipales.

En Enrimo, el incendio que se registraba este martes a las 18:46 horas, en la parroquia de A Illa, y que también afecta al municipio colindante de Lobios, permanece activo. Según las primeras estimaciones, la superficie afectada es de 850 hectáreas. En su control trabajan seis agente, 16 brigadas, 14 motobombas y cuatro helicópteros.

Muíños y Lobeira

Por otra parte, han quedado controlados los incendios de Muíños y Lobeira. En Muíños, en la parroquia de Requiás, se declaró a las 6,45 horas y quedó controlado a las 19,30 horas. Según las últimas estimaciones, afecta una superfice de más de 800 hectáreas, todas ellas dentro del parque natural do Xurés.

En su control han trabajado dos técnicos, siete agentes, 35 brigadas, ocho motobombas, tres palas, diez helicópteros y siete aviones. También colaboran efectivos de la UME, de Protección Civil y Grupos de Emerxencias Supramunicipais.

El fuego de Lobeira, en la parroquia de A Fraga, quedó controlado a las 13,10 horas. La superficie afectada es de 75 hectáreas. Han participado en su control cuatro agentes, 12 brigadas, cinco motobombas y tres helicópteros.

Dos fuegos en Lugo

Por otra parte, en la provincia de Lugo, permanece activo desde las 8:34 horas el incendio de A Fonsagrada, en la parroquia de Paradavella. Según las últimas estimaciones, afecta a una superficie de más de 80 hectáreas de monte arbolado. En el lugar han trabajado un técnico, tres agentes, 18 brigadas, 12 motobombas, dos palas, seis helicópteros y tres aviones.

En Chantada continúa controlado desde las 6:11 del lunes el incendio de la parroquia de Requeixo, que empezó el domingo a las 15:04 horas. Según las últimas estimaciones provisionales, la superficie afectada es de 106,44 hectáreas, de las que 49,14 son arboladas y 57,3 rasas. Han trabajado en su extinción un técnico, diez agentes, 44 brigadas, 19 motobombas, tres palas, 13 helicópteros y tres aviones.