El Comercio

El cabezazo que acabó con la trayectoria de Slobodan Jankovic

  • Este año se cumple el décimo aniversario de la muerte de este jugador serbio de baloncesto, al que su fuerte temperamento le jugó una mala pasada que le dejó postrado en una silla de ruedas

Corría abril de 1993 y se disputaba el cuarto partido de playoffs de semifinales de la Liga Griega de baloncesto. El Panionios, equipo local en el que jugaba Slobodan Jankovic perdía por 50-56 frente al gran Panathinaikos. La tensión iba en aumento cuando el serbio lograba encestar, pero el árbitro señalaba falta y anulaba el tanto.

Jankovic, conocido por su fuerte temperamento, el deportista entró en cólera y se dio un cabezazo contra el poste de la canasta. De repente, cayó al suelo con la cara ensangrentada. Los médicos acudieron rápidos en su auxilio, pero el extraño gesto de sus manos y la ausencia de movimiento en sus piernas hacían presagiar lo peor. Jankovic no volvió a caminar nunca más.

Una fractura en la tercera vértebra cervical le causó una paraplejia de cintura para abajo. Tenía 29 años. En este 2016 tiene lugar el décimo aniversario de su muerte. Su hijo, Vlantimir Giankovits, que tenía tres años cuando ocurrió el trágico suceso es ahora jugador del Valencia Basket.