El Comercio

La Guardia Civil busca el móvil de Quer en el fondo de la Ría de Arousa

Imagen de la madre de Diana Quer con una foto de ésta.
Imagen de la madre de Diana Quer con una foto de ésta. / Archivo
  • Los investigadores vuelven a centrar la búsqueda en la provincia de La Coruña, tras descartar las falsas pistas que apuntaban a Lugo

Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil han rastreado y seguirán haciéndolo en las próximas jornadas el fondo de la Ría de Arousa en busca de pistas sobre el paradero de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en A Pobra do Caramiñal (La Coruña) durante la madrugada del 22 de agosto. Los investigadores han vuelto a centrar la búsqueda en los municipios aledaños a Caramiñal, tras constatar que el móvil de la chica se apagó sobre las tres de la mañana bajo la cobertura de la antena de telefonía de Taragoña, una localidad, también ribereña de la Ría de Arousa, y a una veintena de kilómetros de donde se le vio la última vez con vida en las fiestas de su pueblo de veraneo.

La prioridad de los buceadores es encontrar el terminal telefónico de la chica (un iphone 6) o cualquiera de sus pertenencias, ya que en tierra no se ha encontrado pista alguna sobre su paradero. En los últimos días –explicaron mandos de la investigación– los agentes han realizado varias batidas en todos los parajes que rodean la antena de telefonía de Taragoña sin éxito alguno. En particular, han buscado con ahínco pistas en una zona portuaria, en una antigua maderera y en varios descampados sin hallar nada, por lo que la Policía Judicial no descarta que la chica pudiera pasar aquella noche por algún tipo de vivienda de la zona.

Esa sigue siendo la principal línea de investigación de los agentes, que tampoco descartan que la chica, a bordo de un coche, probablemente un Audi de color negro, solo pasara por Taragoña. La carretera que une esta localidad con A Pobra do Caramiñal, la AG-11, desemboca unos kilómetros más allá en la AP-9, que puede conducir en menos de una hora a Santiago de Compostela o en 70 minutos a la frontera con Portugal.

«Erróneos»

La pista lusa por tanto, apuntaron estas mismas fuentes, sigue «totalmente viva». Lo contrario de lo que ha ocurrido en los últimos días con la falsa pista lucense. Los investigadores han descartado «definitivamente» como «erróneos» los testimonios de varios vecinos que afirmaron que vieron a Quer después de su desaparición en A Pobra en un restaurante y una librería de la localidad lucense de Castroverde y en una casa de comidas de Pedrafita do Cebreiro, también en Lugo.

Varios de aquellos testigos coincidieron en señalar que la joven estaba acompañada de un de un «hombre de edad avanzada y que hablaba en inglés».

Al parecer, todas esas personas se referían a una joven, ya identificada, con «cierto parecido físico» a Diana Quer, quien efectivamente estuvo de vacaciones en la zona el pasado verano.