El Comercio

Llega a España tras entregarse el supuesto asesino de Pioz

vídeo

Patrick Gouveia, a su llegada. / Guardia Civil

  • Patrick Gouveia, sobrino del hombre asesinado junto a su mujer y sus dos hijos, regresa a España porque considera que "tiene mejores condiciones de presentar su defensa en España que en un proceso por vía indirecta en Brasil", ha dicho su abogado

Patrick Gouveia, el supuesto autor del asesinato de los cuatro miembros de una familia brasileña en Pioz (Guadalajara), ya ha llegado a España en un vuelo procedente de Sao Paulo tras entregarse voluntariamente y ha sido detenido por la Guardia Civil. Gouveia ha decidido entregarse voluntariamente al considerar que tendrá mejores condiciones para defenderse que en Brasil, ha dicho este miércoles su abogado brasileño.

Aunque en principio estaba previsto su traslado a la comandancia del instituto armado en Guadalajara, Gouveia, que ha sido detenido nada más llegar a España procedente de Brasil tras entregarse voluntariamente, ha sido conducido a las instalaciones de la Guardia Civil en Barajas.sobrino del hombre asesinado

Allí pasará esta noche mientras se llevan a cabo las diligencias pertinentes, han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

"Patrick decidió regresar y entregarse voluntariamente por considerar que tiene mejores condiciones de presentar su defensa en España que en un proceso por vía indirecta en Brasil", explicó el abogado Eduardo de Araújo Cavalcanti, que representa a su familia. Agregó que la familia ya ha entrado en contacto con el letrado español que lo defenderá y señaló que en adelante el proceso seguirá todo el trámite previsto en el Código Penal español, pese a que España ya había iniciado los procedimientos para transferir el juicio a Brasil.

"Quiso regresar porque está enojado con la historia de que anticipó el pasaje de regreso de España a Brasil para huir. Quiere demostrar que no huyó, que no se esconde en Brasil y que no pretende huir a otro país. Ya lo dejó claro cuando se presentó voluntariamente a declarar ante las autoridades brasileñas, cuando se enteró de que habían ordenado su arresto en España", agregó. Justo un mes después de que se encontraran los cadáveres del matrimonio de Marcos Campos Gouveia y Janaína Américo, y sus dos hijos, de 1 y 4 años, el único sospechoso del cuádruple crimen ya está disposición de los investigadores a pesar de que inmediatamente después de ese hallazgo huyera a Brasil.

Con un móvil aún abierto, y descartado desde el principio que el crimen fuera obra de sicarios por ajuste de cuentas relacionado con el narcotráfico, Gouveia, de 20 años, dejó indicios suficientes para que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y de la comandancia de Guadalajara le "apuntaran" como el presuntos autor apenas tres días después.

El joven, que llegó a convivir con la familia durante un tiempo, ha sido descrito como una persona "violenta" y "emocionalmente inestable", hasta el punto de que sus parientes cambiaron de domicilio para librarse de él por su comportamiento. Pendientes aún de los flecos de la investigación, la hipótesis más probable es que el detenido perpetrara los crímenes a mediados de agosto, donde varias pruebas -la UCO habla en total de 400 indicios- le sitúan en el chalé de Pioz.

Fue un vecino de la localidad el que alertó del mal olor en las inmediaciones del chalé, situado en la calle Los Sauces de una urbanización vigilada. En su interior, el supuesto asesino quitó la vida a los cuatro, cortó por la mitad los cuerpos del matrimonio y dejó intactos los cadáveres de los dos niños, de cuatro y un año. Después los embolsó y limpió con esmero la vivienda para no dejar rastro. También se deshizo de ropas y otros artículos de las víctimas con el fin de que pareciera una desaparición.

Pero los investigadores creen que algo le falló y Gouveia no tuvo tiempo deshacerse de las bolsas. Apenas tres días después del hallazgo, los investigadores ya tenían claro que el sobrino del matrimonio era el supuesto autor, pero para entonces ya había escapado.

El presunto criminal precipitó su salida de España hacia Brasil al aparecer los cuerpos y adelantó al 19 de septiembre (un día después del hallazgo de los cadáveres) un billete de avión que había adquirido para el 16 de noviembre.

La justicia emitió inmediatamente una comisión rogatoria para iniciar el proceso penal en España y que las autoridades brasileñas detuvieran al sospechoso, que ya había sido interrogada por la Policía de Brasil pero puesto en libertad. Sin embargo, las negociaciones que los investigadores de la Guardia Civil han mantenido con la representación legal de Patrick Gouveia han propiciado que finalmente sea él de forma voluntaria el que se entregue a las autoridades españolas para ser detenido.