El Comercio

El presunto asesino de la menor de Chella tuvo una orden de alejamiento

El joven detenido por el crimen de Chella.

El joven detenido por el crimen de Chella.

  • El joven que confesó el asesinato de la menor en Chella se derrumbó en el cuartel de la Guardia Civil y confesó el crimen a sus padres: «Tomamos drogas en la casa y no sé lo que hice». Vanessa, de 15 años, apareció en el interior de una profunda sima del municipio valenciano. Le faltaba la parte inferior de su vestimenta y su rostro estaba desfigurado y amoratado

El presunto homicida de la adolescente cuyo cuerpo fue hallado este viernes en Chella ejerció su derecho a llamar a un familiar cuando se encontraba detenido en el cuartel de la Guardia Civil de Xàtiva. Rubén M. mantuvo una conversación telefónica durante cinco minutos aproximadamente con sus padres. Masculló algunas palabras de arrepentimiento y se despidió de su familia. Antes de que fuera trasladado a un calabozo de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, el joven confesó también el crimen a su padre. «Tomamos drogas en la casa y no sé lo que hice», afirmó Rubén por teléfono.

Eduardo comenzó a llorar cuando escuchó la confesión de su hijo. «Ha sido él. Me lo ha dicho. Estamos destrozados. Nunca piensas que tu hijo pueda matar a alguien. Hemos hablado con él muy poco pero ha reconocido que lo hizo», manifestó a LAS PROVINCIAS el padre del presunto homicida.

Con 21 años de edad, Rubén había acabado recientemente sus estudios en el IES de Enguera, donde había completado un módulo. Al joven le gustan los animales y, por ello, no es extraño verlo posar con perros, como en la imagen que acompaña a esta información. Aunque era amigo de Vanessa, Rubén había mantenido una relación sentimental, tiempo atrás, con una amiga de la víctima, aunque acabaron muy mal. El joven fue detenido por un delito de violencia de género, y el juez decretó una orden de alejamiento para proteger a la chica.

Según un vecino del homicida confeso, Rubén vendía cigarrillos a los menores del pueblo y frecuentaba las casetas de campo que hay en los alrededores. También le acusan de vender marihuana. La casa de sus padres en la calle San Antón, donde presuntamente cometió el crimen, era uno de sus lugares preferidos para reunirse con su pandilla. Las reacciones ante su detención no se hicieron esperar en las redes sociales con graves insultos y deseos de justicia.

El padre de la joven recibe el pésame de los amigos de Vanessa.

El padre de la joven recibe el pésame de los amigos de Vanessa. / Efe

La aparición de Vanessa en una sima

Rubén fue arrestado como el principal sospechoso poco después de que se encontrara el cadáver de Vanessa, de 15 años, en el interior de una profunda sima del municipio valenciano. Le faltaba la parte inferior de su vestimenta pero no se encontraba desnuda, como se informó en un primer momento, y pudo ser identificada gracias a su huella dactilar. Su rostro estaba desfigurado y amoratado porque su cuerpo había quedado colgado boca abajo durante la caída por el barranco.

Imagen del barranco donde se encontró el cadáver.

Imagen del barranco donde se encontró el cadáver.

La autopsia determinará si se produjo algún tipo de violencia sobre ella, pues las primeras investigaciones no pueden concluir si las lesiones que presenta el cadáver son las que le han causado la muerte o se produjeron al ser arrojado a la sima cuando ya estaba fallecida.

La madre de Vanesa había denunciado el jueves la desaparición de su hija, quien el miércoles fue al cine con dos amigos y, tras regresar a cenar en su domicilio, le dijo que se iba a casa de unas amigas a dormir.

Al día siguiente no fue al colegio, de modo que su madre presentó la denuncia, tras lo cual se distribuyeron por el pueblo carteles con su imagen.

A primera hora de la tarde de ayer, agentes del Seprona de la Guardia Civil hallaban el cadáver de una joven al fondo de un profundo barranco conocido como «sima de los burros» de la partida de Las Cimas, próximo a la vivienda de la familia de la menor y al núcleo rural de este pueblo de apenas 2.500 habitantes situado en el interior de la provincia de Valencia.

El Ayuntamiento de Chella ha decretado tres días de luto oficial, mientras tres equipos de psicólogos atienden ya a la madre y la hermana de la víctima, a su padre y a sus amigas más cercanas. El alcalde de este pequeño pueblo del interior de Valencia, José Enrique Talón, ha leído un breve comunicado ante los medios de comunicación donde, además de anunciar la inmediata reunión del pleno en sesión extraordinaria, y explicaba que el hallazgo del cadáver desnudo de Vanesa confirmaba lo que nadie esperaba.

En la zona se han concentrado familiares y amigos de la chica, así como su novio, y todos ellos estaban visiblemente afectados por lo sucedido.