El Comercio

Cae un grupo que captaba a menores en Facebook para explotarlas sexualmente

vídeo

Imagen de un momento de la operación. / Foto: Policía Nacional | Vídeo: Europa Press

  • 29 víctimas han sido identificadas en dos clubes de alterne de Murcia y Santomera, dos de ellas son menores

  • Siete personas han sido detenidas, entre ellas el líder del grupo, quien mantuvo relaciones sexuales con tres menores

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo que captaba a menores de edad en Facebook para explotarlas sexualmente. Un total de 29 víctimas han sido identificadas en dos clubes de alterne de Murcia y Santomera, dos de ellas son menores de edad y otras quince tienen 18 y 19 años y comenzaron ya a ser explotadas siendo menores.

Dos captadoras buscaban a menores en la red social y, aprovechándose de su edad y estado de necesidad, les ofrecían un trabajo como camareras, que en realidad conducía a la explotación sexual. Entre los arrestados se encuentra el líder del grupo, quien mantuvo relaciones sexuales con tres menores de edad interesadas en participar en un espectáculo pornográfico altamente remunerado, así como un cliente del club que también mantuvo relaciones con ellas a la vez que consumía cocaína. Los siete detenidos son presuntos responsables de delitos relativos a la prostitución y corrupción de menores, contra los derechos de los trabajadores y de pertenencia a grupo criminal.

Una inspección policial y laboral llevada a cabo sobre un club en la localidad de Santomera (Murcia) permitió detectar la presencia de una menor de edad y otras dos chicas muy jóvenes. Las tres negaron cualquier tipo de relación con el negocio, afirmando ser clientes. Las sospechas de los agentes motivaron la apertura de las investigaciones y una supervisión periódica sobre el establecimiento.

En este local, cuyo dueño también regentaba otro pub en Murcia capital, las responsables se camuflaban de camareras o clientas y las chicas alternaban con los clientes, mientras ofrecían servicios sexuales. El establecimiento contaba con reservados y habitaciones preparadas con duchas de hidromasaje y camillas. En una nueva inspección del local, los investigadores detectaron la presencia de otra menor y de otras cuatro jóvenes de entre 18 y 19 años. Por declaraciones de los clientes se pudo constatar que todas ellas, incluida la menor, ejercían la prostitución en el local.

Funciones diferenciadas

Las pesquisas condujeron asimismo a la identificación de todos los miembros de un grupo criminal que explotaba sexualmente tanto a menores como a mayores de edad. El cabecilla era el encargado de recoger en su vehículo a las víctimas en diversos puntos de la capital murciana y diversas pedanías para trasladarlas al local de Santomera. Eran dos mujeres quienes captaban a las chicas a través de la red social Facebook. Para atraerlas utilizaban como cebo una oferta de trabajo como camareras, aprovechándose de su juventud y estado de necesidad, que en realidad ocultaba la explotación sexual de todas ellas.

En una primera fase, fueron detenidos cinco miembros del grupo: el líder, administrador de ambos establecimientos; su pareja sentimental, captadora principal de las jóvenes; el hermano del cabecilla, que llegó a nuestro país gracias a una carta de invitación y desde entonces auxiliaba al líder; la encargada del prostíbulo de Santomera, quien cobraba a los clientes por los servicios sexuales prestados por las chicas; y un antiguo miembro de la organización que ejerció como taxista pirata cuando el cabecilla estuvo privado de carné de conducir.

Tanto el principal investigado como su pareja presionaban continuamente a las jóvenes captadas con referencias a lo que podrían ganar. El cabecilla incluso ofreció a varias menores participar en un espectáculo pornográfico privado por el que cobrarían elevadas cantidades de dinero. Así, alegando probar la valía de las mismas, mantuvo relaciones sexuales con varias víctimas, siendo tres de ellas menores en ese momento.

Posteriormente fue detenida una sexta persona, un cliente que había mantenido presuntamente relaciones sexuales con un gran número de menores en una habitación del pub localizado en Murcia capital a la vez que consumía cocaína. La séptima detención ha puesto fin a la investigación. Se trata de la segunda captadora, quien auxiliaba en los perfiles de la red social Facebook utilizados por el grupo criminal desmantelado para contactar con las víctimas.

En total, en los registros efectuados en los dos locales en Santomera y Murcia, los agentes se han incautado de diversos dispositivos electrónicos, dinero en efectivo, efectos relacionados con el ejercicio de la prostitución, documentación y el vehículo en el que se trasladaba a las víctimas.