El Comercio

Muere una mujer degollada por su pareja en Madrid

Agentes de Policía junto al vehículo donde la joven ha sido apuñalada.
Agentes de Policía junto al vehículo donde la joven ha sido apuñalada. / Kiko Huesca (Efe)
  • La chica de 26 años ha recibido una puñalada en el cuello por parte de su novio, de 29, que posteriormente ha llamado a su suegra para confesar los hechos

  • No había denuncias previas por malos tratos ni, por tanto, órdenes de alejamiento entre el presunto agresor y víctima

Una mujer de 26 años ha muerto hoy en Fuenlabrada (Madrid) degollada presuntamente por su novio, que ha sido detenido por la Policía tras avisar a su suegra de lo que había hecho, según han informado Emergencias Comunidad de Madrid y Jefatura Superior de Policía.

El suceso ha ocurrido poco antes de las dos de la tarde a la altura del número 28 de la calle Barcelona, donde la mujer estaba en el interior de un coche y ha recibido una puñalada en el cuello que le ha seccionado la yugular.

El presunto agresor es su novio, de 29 años, quien tras perpetrar el homicidio ha llamado a su suegra para confesar lo que había hecho y se ha quedado en el lugar, donde ha sido detenido. No había denuncias previas por malos tratos ni ninguna medida cautelar, como orden de alejamiento, entre el presunto agresor y la víctima, ambos de nacionalidad española.

Los facultativos del Summa que han acudido al lugar solo han podido confirmar la muerte de la mujer. Fuentes de la investigación han precisado que la víctima es vecina de la localidad pero el agresor no, y que éste no tiene antecedentes policiales.

El hombre se ha quedado junto al coche en el que estaba el cadáver en estado de shock, balbuceando frases en las que decía que un niño no era hijo suyo, lo que ha hecho pensar a los testigos que la chica podría estar embarazada, aunque este extremo no se ha confirmado, según estas fuentes.

La Policía Local ha sido la primera en llegar al lugar y ha detenido al presunto agresor, al que ha trasladado a la comisaría de la Policía Nacional.

La víctima no está incluida en el sistema de seguimiento de la víctimas de violencia de género, ni es usuaria de los servicios sociales ni de ningún otro servicio municipal, según las fuentes.