Detenida por vender droga en casa delante de su hija de 10 años y dejarla días sin comer

  • Los clientes consumían la droga en la propia casa, en presencia de la menor

Agentes de la Guardia Civil han detenido a una mujer de 39 años en El Campello (Alicante) por presuntamente traficar con drogas en su domicilio, ante su hija de diez años, y por dejarla en situación de abandono. La menor pasaba varios días sin comer y presenciaba tanto el consumo como la venta de sustancias estupefacientes en la casa, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La casa era escenario de "un trasiego continuo de compradores de droga, principalmente otras mujeres, vecinas también de El Campello quienes, incluso, consumían la droga en la propia casa, en presencia de la menor. La mujer tiene la custodia compartida de su hija y, tras su detención, la justicia tomará manifestación a la pequeña en los próximos días para determinar su situación.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de que la Guardia Civil tuviese conocimiento de un posible caso de abandono de una menor. Los agentes realizaron una toma de manifestación a la pequeña, con personal cualificado para ello, y una exploración.

La niña relató que su madre la desatendía y que llegaba a estar días enteros sin comer, debido a que pasaba mucho tiempo en la cocina del domicilio con sus amigas. Ante esta situación de emergencia, los efectivos continuaron con la investigación y averiguaron que la madre de la niña podría estar cometiendo un delito de tráfico de drogas en el interior de su propia vivienda.

'Speed', cocaína y cristal

En el registro al domicilio intervinieron una caja de seguridad metálica de color rojo, escondida en el congelador de la cocina, que se abría con una pequeña llave que llevaba la detenida en su llavero personal y que contenía una bolsa de plástico verde con 16 gramos de 'speed'. Además, en uno de los armarios de dicha cocina hallaron 51 gramos de cocaína repartidos en dos envases disimulados con otros productos de alimentación, así como una balanza de precisión y bolsas para la confección de las dosis en un cajón.

Los agentes también encontraron en el dormitorio de la madre 290 euros en billetes fraccionados escondidos en una chaqueta, junto a una dosis de droga cristal que, según la mujer, era para su autoconsumo. También le han requisado dos teléfonos móviles y una tablet. En resto de la vivienda encontraron varias tarjetas de crédito con restos de droga, con lo que la Guardia Civil ha determinado que las tanto ella como las personas que le compraban las sustancias las consumían allí mismo.

"Visitas" de amigas

De esta forma, los agentes comprobaron que el delito de tráfico de drogas se producía en la propia vivienda, donde la madre suministraba la droga principalmente a otras mujeres, también vecinas de El Campello, que "ante el miedo de tratar con pequeños delincuentes de la zona para proveerse de sus dosis acudían al domicilio de la detenida, ante la confianza que ésta les aportaba", según las mismas fuentes.

La madre le hacía creer a la niña que ese "trasiego" de personas se debía a "visitas" de amigas, quienes se pasaban largos plazos de tiempo en la cocina, consumiendo la droga.

A la detenida, de nacionalidad española, se le imputan los delitos de tráfico de drogas y de abandono de menor y ha pasado a disposición judicial, en libertad provisional con cargos.