Diana Quer: su búsqueda pone el foco en varias cárceles

La búsqueda de Diana Quer pone el foco en varias cárceles
  • El CNI se suma a la investigación encaminada a localizar a la joven madrileña, que desapareció el 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal

Nueva línea de investigación en el caso de Diana Quer, que desapareció el 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal, en A Coruña, donde veraneaba con su familia. Según información de Esdiario recogida por el Ideal, de Granada, a los expertos de la UCO y el ECO que tratan desde entonces de encontrar alguna pista sobre el paradero de la joven madrileña se ha unido el CNI, que ha encaminado sus pasos hacia cárceles españolas y alguna sudamericana.

Según se desprende de la información, el CNI trabaja con indicios que apuntan a que la joven fue raptada por las redes del narcotráfico o trata de seres humanos. Al abrir esta nueva línea de trabajo, los investigadores confían en encontrar una pista definitiva que acerque el desenlace de este caso.

La hipótesis del secuestro por parte de una red delictiva es una de las que más fuerza ha tenido desde el inicio de la investigación. Es la que llevó, por ejemplo, a distribuir carteles con la imagen de la joven en distintos países europeos, con el objetivo de encontrar alguna pista.

Indicios escasos

A punto de cumplirse siete meses de la desaparición de Diana, solo se ha encontrado su móvil, a finales de octubre, un iPhone de color blanco. Estaba sumergido en el mar en una zona muy próxima al puerto de Taragoña (Rianxo), donde unos testigos habían situado a la joven madrileña el día de la desaparición, aproximadamente a unos quince kilómetros del municipio en el que se le perdió el rastro. El mal estado del teléfono dificultó las pesquisas, a pesar de que fue sometido a un meticuloso proceso de secado y desalinización.

Otro de los puntos en los que se centró la investigación, que continúa bajo secreto de sumario, fue un correo electrónico que la asociación SOS Desaparecidos que se recibió el 2 de diciembre y en el que se podía leer: "Hola. Estoy bien. Necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer", texto que estaba asociado a la propia cuenta personal de la muchacha. En todo caso, la Guardia Civil rechazó que fuera la joven quien escribiera ese correo y consideraron que el autor podría ser un "hacker" que utilizó sus conocimientos informáticos para suplantar la identidad de la desaparecida.

Diana Quer mide 1,75, tiene el pelo largo, liso y moreno; los ojos oscuros y pesa 55 kilos. Cuando se constató su ausencia, se facilitó una descripción en la que se decía que la chica llevaba un pantalón corto rosa, camiseta blanca, sudadera y zapatillas negras con cordones, pero parece que pudo haber cambiado su vestimenta, en base a los testimonios de personas que dicen haberla visto esa madrugada.