El Comercio

El parricida de Moraña reconoce que mató a sus hijas y pide perdón

David Oubel, durante el juicio.

David Oubel, durante el juicio. / Salvador Sas (Efe)

  • La Audiencia de Pontevedra juzga a David Oubel por matar con una sierra radial a sus hijas de 9 y 4 años durante el régimen de visitas

David Oubel, el hombre acusado de matar brutalmente con una sierra radial a sus dos hijas de nueve y cuatro años en Moraña (Pontevedra), ha reconocido haber acabado con la vida de las dos niñas y ha asegurado estar "muy arrepentido".

Ante el tribunal que le juzga desde este martes en la Audiencia de Pontevedra, Oubel ha señalado que las personas "a veces" viven situaciones "límite" y se toman decisiones nefastas, "de las que me arrepiento y por las que pido perdón".

En su caso, ha señalado, provocó "algo de lo que estoy muy arrepentido" y, en el presente, "no tengo manera de solucionarlo", ha añadido.

El parricida confeso ha asegurado además en esta vista que, en contra de lo que alegaba inicialmente su defensa, cometió el crimen en plenas facultades mentales y también que no tenía un trastorno "suficiente" que alterase su comportamiento.

El crimen se produjo en el interior del domicilio de David Oubel, situado en el lugar de O Casal (Moraña), en donde se encontraban las dos hermanas -Candela de nueve años y Amaia de cuatro- disfrutando del período de vacaciones estivales que le correspondían en virtud del acuerdo por la custodia alcanzado con su exmujer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate