Las claves de la misteriosa desaparición de Sonia Iglesias

Sonia Iglesias desapareció en Pontevedra en 2010
Sonia Iglesias.

La Justicia reabre el caso de la pontevedresa desaparecida hace casi ocho años y vuelve a poner el foco en su expareja

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

«Buena, amable, cercana, vitalista y siempre con una sonrisa en la boca». Así definen sus allegados a Sonia Iglesias, la pontevedresa de 38 años que desapareció sin dejar rastro en la mañana del 18 de agosto de 2010 y cuyo caso acaba de reabrirse. Sus familiares y amigos han mantenido desde entonces que nunca se habría marchado dejando atrás su vida y, sobre todo, a su hijo, que entonces tenía nueve años, una hipótesis que gana fuerza al reanudarse la investigación.

Y es que, a punto de cumplirse ocho años de la desaparición de Sonia, el Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra, especializado en Violencia sobre la Mujer, ha reabierto la causa en base a diligencias practicadas bajo secreto de sumario. Las pesquisas han llevado a la citación, en calidad de investigado, al padre de su hijo, Julio Araújo, del que se encontraba en trámites de separación, y de su hermano, David Araújo. Además, esta semana se ha registrado, durante doce horas, una vivienda cercana al cementerio de San Mauro, propiedad de la familia Araújo, en la que la pareja convivió un tiempo, y se han utilizado geoerradares para explorar la finca. Asimismo, se ha bombeado un pozo artesanal que se encuentra en el terreno ante la sospecha de que dentro pudieran encontrarse los restos de la mujer.

La última vez que se vio a Sonia estaba haciendo recados en el centro de Pontevedra antes de ir a su trabajo, en una tienda de moda. Su expareja, al parecer, fue el último en verla. Su cartera apareció en el poblado chabolista de O Vao a los pocos días, lo que activó todas las alarmas. Sin embargo, no se encontraron pistas que permitieran seguir la investigación y en 2015 se archivó el caso. La familia, que a lo largo de estos años ha impulsado varias movilizaciones para evitar que el caso cayera en el olvido, espera ahora poder cerrar este doloroso capítulo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos