Los expertos abogan por poner orden en el descontrol de los impuestos regionales

La apuesta por regular el desarrollo de los tributos medioambientales afecta de lleno a Asturias, donde IU presiona al PSOE para impulsar figuras 'verdes'

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

Los expertos que han realizado una propuesta para la reforma de la financiación autonómica creen necesario poner orden en el embrollo de los impuestos regionales. Aprovechando su capacidad normativa, las comunidades han ido creando tributos en ocasiones de forma descontrolada y en muchos casos con litigios judiciales de por medio con la administración central, algo que podría agravarse con el creciente desarrollo de la fiscalidad medioambiental. Los técnicos ven urgente tomar medidas para evitar que la situación se enquiste. Este escenario es de especial interés para Asturias, donde IU ejerce una fuerte presión sobre el PSOE para la puesta en práctica de gravámenes 'verdes' sobre bolsas de plástico o contaminación atmosférica.

Los expertos constatan en su informe la «elevada litigiosidad» entre las comunidades y el Gobierno central para ver quién impone antes un determinado tributo. Lo que sucedió con el impuesto a los depósitos bancarios, creado entre otras comunidades por Asturias y que luego el Estado anuló, es un buen ejemplo. En este punto, la recomendación pasa por estrechar la colaboración entre las administraciones a la hora de crear nuevas figuras.

El eje del debate va a estar en la fiscalidad ambiental. Un espacio dejado de lado por el Gobierno central y aprovechado por las comunidades para crear impuestos propios: emisiones, vertidos... El problema es que, tanto por la presión de la UE como por la necesidad de movilizar recursos para atender los compromisos de lucha contra el cambio climático, el Estado ha comenzado a poner sus ojos en este espacio fiscal y se anticipa pelea. Los expertos plantean impulsar una ley marco de fiscalidad ambiental que determine qué administración debe asumir cada impuesto y, en aquellos casos en que la competencia sea autonómica, establecezca unos baremos entre los que moverse.

La tributación 'verde' es de especial interés para Asturias. IU lleva años presionando al Gobierno de Javier Fernández para que desarrolle impuestos en este ámbito no tanto con carácter recaudatorio, sostienen los responsables de la coalición, como disuasorio y didáctico. En las negociaciones presupuestarias, que en algún momento estuvieron muy avanzadas, estuvieron sobre la mesa tributos sobre las bolsas de plástico, la gestión de residuos, la instalación de torres eléctricas y telefónicas en entornos naturales o las emisiones de la industria a la atmósfera. Pero la ausencia de una mayoría parlamentaria sólida hizo que tales planteamientos nunca llegaran a convertirse en realidad.

El peso de los impuestos propios en la capacidad recaudatoria del Principado es muy escaso, pese a existir siete figuras operativas. Según los últimos datos, solo el 3,5% de sus ingresos fiscales llegan por esta vía. En algunos casos hay gravámenes que ni siquiera funcionan de forma efectiva y que por tanto no aportan ni un euro, como el de fincas o explotaciones agrarias infrautilizadas.

Fotos

Vídeos