«Veníamos por una felicidad y nos han quitado una vida», lamenta la familia de la mujer seccionada por un ascensor en Sevilla

La consejera de Salud de Andalucía, Marina Álvarez y Silvia Calzón, gerente del hospital sevillano de Valme. / EFE

La familia de la joven fallecida en el hospital Virgen de Valme anuncia acciones legales contra el centro

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La familia de Rocío Cortés, la joven de 25 años fallecida en el ascensor del hospital Virgen de Valme de la ciudad de Sevilla, prevé personarse en las diligencias incoadas al respecto por el Juzgado de Instrucción número uno de la capital andaluza, según ha manifestado David Gaspar, cuñado de la fallecida. Mientras la citada instancia judicial está a la espera de recibir un atestado policial sobre los hechos y los resultados provisionales de la autopsia practicada al cadáver, David Gaspar ha explicado que la familia de la fallecida aún está "intentando asimilar" la tragedia acontecida. "Íbamos a por una niña y nos hemos encontrado con todo esto", ha aseverado.

De forma similar se expresaba ayer Fernando, uno de los siete hermanos de Rocío: «¿Cómo es posible que ocurra este tipo de accidentes en un hospital?. Veníamos por una felicidad y nos han quitado una vida», se lamentaba.

Más información

Y es que después de dar a luz a su tercera hija mediante una cesárea en el citado hospital sevillano, Rocío Cortés, de 25 años y residente en Dos Hermanas, estaba siendo conducida al área de planta, para lo cual un celador introdujo la camilla en uno de los ascensores del hospital. No obstante, el ascensor habría comenzado a subir sin que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza de la joven estuviese dentro del habitáculo, lo que provocó que la cabeza quedase atrapada contra las estructuras superiores, al elevarse el ascensor.

David Gaspar ha expuesto que la mañana de este lunes, el cadáver de la joven continuaba en el Instituto de Medicina Legal, ubicado en San Jerónimo, a cuenta de las correspondientes pruebas de autopsia practicadas al cadáver. Al respecto, ha señalado que la familia de la fallecida aún no sabe "nada" de los resultados provisionales de la autopsia, necesarios para que el juzgado de investiga el asunto autorice el entierro del cuerpo.

"Vamos a intentar que el entierro sea hoy", ha dicho con referencia a este lunes el cuñado de la fallecida, reconociendo no obstante que aspectos como la autopsia y la preceptiva autorización judicial pueden ocasionar que las exequias se celebren finalmente este martes. En cualquier caso, David Gaspar ha asegurado que "evidentemente", la familia de la joven se personará en las diligencias judiciales ya incoadas por la citada instancia judicial, a raíz de una comunicación remitida desde el propio centro hospitalario.

Investigación administrativa

La Junta de Andalucía, de su lado, ha abierto una investigación interna en torno a las circunstancias del accidente, según la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien este pasado domingo protagonizaba ya una comparecencia pública a cuenta del asunto.

El ascensor donde murió la joven, según la consejera, "había pasado todos los controles y cumplía con la reglamentación". Más en concreto, según Marina Álvarez, la máquina había pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento, Orona, el pasado 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo. No obstante, la Administración sanitaria ha encargado un informe a la empresa responsable de su mantenimiento, Orona.

El cuñado de la fallecida, no obstante, ha preguntado retóricamente "cuántos" accidentes de esta naturaleza acontecen en los hospitales, insistiendo en que la familia está "destrozada". La familia, en ese sentido, prevé reclamar responsabilidades a cuenta de la muerte de R.C.

Fotos

Vídeos