Cinco heridos graves tras una fuga de gas en un hotel de Cantabria

Bomberos y sanitarios atienden a un afectado.

Según el 112, hay otros 29 afectados por esta inhalación de monóxido de carbono y que se debió al mal funcionamiento de la caldera de calefacción

MARIÑA ÁLVAREZ y ANA DEL CASTILLOSantander

Una fuga de gas en el hotel Campomar, en la playa de la Arena (Isla), en Santander, ha obligado a desalojar el establecimiento a primera hora de la mañana. En estos momentos, hay 16 afectados, pero los servicios sanitarios del 112 informan que están intentando reanimar a las personas en peor estado. De los ocho heridos graves, cinco se encuentran en estado crítico. Uno de ellos entró en parada cardiaca y tuvo que ser reanimado en la misma habitación del hotel.

Dos de los heridos leves son sanitarios del 061 afectados por el monóxido de carbono cuando intervinieron en el establecimiento. En el hotel se aloja un grupo de 45 jubilados procedentes de Málaga que esta mañana, a las ocho, cuando bajaron a desayunar echaron en falta a uno de los matrimonios.

Tras dar aviso a responsables del hotel, se comprobó que estaban semiinconscientes en la habitación. Inmediatamente se activó el protocolo de emergencia, evacuaron y ventilaron la primera planta del hotel y en la segunda planta fueron atendidos cuatro martrimonios, dos de ellos los que están graves.

Guardia Civil, Protección Civil, bomberos del 112, Policía Local y servicios sanitarios del 061 se encuentran en estos momentos en el lugar de los hechos y comprueban si en la tercera planta hay alguien dentro de las habitaciones. El 112 señala que la causa del accidente se debe al mal funcionamiento de la caldera de calefacción de la que pudo filtrarse el monóxido a través de las rejillas de ventilación de los cuartos de baño.

Por el momento, se desconoce el número total de afectados, que al menos son dieciséis. El 061 está valorando a 54 niños ingleses que estaban alojados en la primera planta del hotel. Ocho de ellos tienen síntomas de intoxicación. Los turistas alojados en el hotel destacan que «todo sucedió muy rápido y el servicio del hotel actuó inmediatamente».

Bomberos del 112 están realizando mediciones con el explosímetro en todo el hotel para rastrear el foco de monóxido de carbono. De momento la ventilación no se puede realizar con medios técnicos porque aún hay afectados dentro, que están siendo estabilizados en sus habitaciones para poder ser trasladados al hospital.

El alcalde de Isla, José Manuel Igual, quien ha comentado que no quiere especular sobre el origen del accidente, ha señalado: «Ahora toca atender a los afectados». Igual ha querido destacar que los propietarios del hotel «son gente muy trabajadora. Es una familia magnífica».

Los turistas están todos concentrados en la terraza. Les han puesto una sábana para evitar ver la evacuación de sus compañeros de viaje. Están recibiendo instrucciones de beber mucha agua y de no deambular por la zona. Cuando todo el hotel esté revisado y todos los heridos evacuados, podrán regresar a sus habitaciones acompañados por un policía o un bombero.

El 112 Cantabria ha puesto a disposición de los familiares de los afectados el teléfono 942 319 400. También se ha habilitado una zona de atención a familiares en la sala de espera de la UCI Valdecilla. Para llegar es necesario acceder por la puerta principal del hospital, por el edificio Dos de Noviembre. Asimismo, el Ayuntamiento de Arnuero, al que pertenece el pueblo de Isla, ha puesto sus recursos a disposición de los afectados y familiares.

Fotos

Vídeos