Las imágenes de la caravana yihadista en Cambrils

La furgoneta alquilada por los yihadistas (izq.) y las cámaras captan el Audi A3 en un peaje de Cambrils (drch.).
La furgoneta alquilada por los yihadistas (izq.) y las cámaras captan el Audi A3 en un peaje de Cambrils (drch.). / COLPISA

Las cámaras de seguridad del peaje de Cambrils captaron a los terroristas el 10 de agosto con los vehículos usados en los atentados | La célula tenía intención de atentar el pasado jueves en Barcelona con potentes explosivos

MELCHOR SÁIZ-PARDO y AGENCIASMadrid

Son las fotos de la caravana yihadista de camino a su cuartel general en la localidad Alcanar, al sur de Tarragona. Son imágenes de las cámaras de seguridad del peaje de Cambrils el jueves 10 de agosto, una semana antes de los atentados de Barcelona y la Costa Brava.

En las instantáneas se aprecia la furgoneta Fiat de la empresa Telefurgo, matrícula 7086 JWD, alquilada pocas horas antes en Santa Perpètua de Mogoda, en la provincia de Barcelona con el pasaporte del detenido Driss Oukabir, hermano mayor Moussa, muerto en el tiroteo de Cambrils. Ese vehículo es el que una semana después fue usado para el atropello masivo de Las Ramblas. Los investigadores no han querido desvelar la identidad del terrorista que en esos momentos estaba al volante.

Más información

Las cámaras también captaron el Audi A3 que los terroristas usaron para el atropello de Cambrils la madrugada del viernes y que es propiedad del detenido Mohamed Aalla, hermano del fallecido en Cambrils Said Aalla. Los investigadores tampoco han querido desvelar la identidad del terrorista que en esos momentos estaba al volante.

Atentar el jueves con explosivos

Unos minutos antes de que estas imágenes salieran a la luz se ha sabido que la célula Yihadista de Barcelona y Cambrils tenía previsto atentar el pasado jueves en la Ciudad condal con potentes explosivos. El máximo responsable de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha revelado que la célula tenía el propósito de usar tres furgonetas y cargarlas de explosivos para hacerlas explosionar ese día. Solo la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona), donde los terroristas preparaban los explosivos, impidió que la célula atentara con las furgonetas bomba.

Trapero ha señalado que los Mossos trabajan con la hipótesis de que el grupo estaba constituido por 12 terroristas, todos ya identificados, aunque tres de los Yihadistas podrían seguir en libertad, a falta de conocer las identidades de los tres fallecidos en la casa de Alcanar. "De esos tres en busca y captura, casi con total seguridad dos están muertos", ha explicado Trapero.

Así, constan 12 implicados: 5 muertos, 4 detenidos, y 3 en busca y captura, aunque es casi seguro que dos de estos murieron en la explosión de Alcanar, donde los cuerpos quedaron destrozados: "Una persona es quien nos falta". Hemos dicho que 3 están en busca y captura. ¿Por qué? Porque aún no tenemos la precisión de quién es la persona que nos falta", ha explicado Trapero.

El jefe de los Mossos ha revelado que los terroristas llevaban seis meses en esa vivienda del sur de Tarragona preparando el potente explosivo que iban a usar el pasado jueves. También ha confirmado la tesis de que los activistas decidieron llevar a cabo un atropello masivo en las Ramblas y un ataque en el paseo marítimo de la localidad tarraconense de Cambrils de forma improvisada tras la explosión de Alcaraz y ante el temor de que fueran detenidos antes de poder atentar.

Interrogatorios y documentos

Trapero ha añadido que "algunos" de los 4 detenidos han aportado informaciones que se consideran importantes pero que se están contrastando. Sí ha dicho que tienen algunos indicios "bastante firmes" pero no definitivos para poner definitivamente "nombres y apellidos, 'quién es quién".

"Las investigaciones avanzan a buen ritmo y probablemente en las próximas horas podremos llegar a decir quiénes son unos y quién es el otro", según él. "En algunos otros lugares hemos obtenido documentación interesante" para saber quién es quién y qué pretendían, ha añadido.

El misterio de la huida

En este sentido, los Mossos aún tratan de acreditar que el autor del atentado en La Rambla logró huir de Barcelona con el coche que embistió un control en la Diagonal. Si se confirma esta hipótesis, el dueño del vehículo, que murió apuñalado, sería la víctima número 15 de los terroristas.

Trapero ha desvelado que ayer obtuvieron una información "muy interesante" sobre los movimientos de la persona que conducía el vehículo, un Ford Focus, aunque ha alertado que aún no han podido confirmar que se trate de Younes Aboyuaaqoub, el terrorista huido que supuestamente conducía la furgoneta que atentó en La Rambla.

"Sé que ha corrido que es el autor del atentado en Barcelona (quien conducía el coche de la Diagonal), hay que demostrarlo. Cuando estemos en condiciones, si es el caso, lo notificaremos al juzgado. En este momento, no podemos acreditar que ese conductor viniese del atentado de Barcelona, en este momento. Cuando se pueda acreditar, tendríamos un cadáver más vinculado a los atentados", ha indicado Trapero.

El mayor ha desvelado que los agentes trabajan ahora para determinar quién conducía el Ford Focus: "Tenemos algunos elementos bastante consistentes. Cuando lo podamos vincular, si es el caso, lo diremos. Aún no podemos vincularlo a los hechos anteriores (en La Rambla)", ha insistido.

Trapero ha remarcado además que los Mossos no están en condiciones todavía de confirmar quién conducía la furgoneta que atentó en las Ramblas, aunque ha reconocido que están trabajando en la línea de que se podría tratar de Younes Aboyuaaqoub. El mayor ha resaltado que ninguno de los doce integrantes de la célula contaba con antecedentes por terrorismo ni figuraban en bases de datos sobre terrorismo.

Además, ha explicado, respecto al incidente en la Diagonal, que un testigo vio que una persona salía corriendo del coche, tras abandonarlo a la altura del edificio Walden de Sant Just Desvern (Barcelona). "Hemos ido obteniendo información. Ya hemos logrado situar el vehículo donde estaba antes de los hechos. Antes del control en la Diagonal", ha desvelado.

Pese a que en un primer momento los Mossos d'Esquadra desvincularon este episodio de los atentados terroristas, la situación se ha ido modificando con el paso de las horas, gracias a las nuevas pistas recabadas por los investigadores, que ya no descartan que pueda estar relacionado con la célula.

Los hechos

El Ford Focus sospechoso embistió el pasado jueves por la tarde a una agente de los Mossos, que se rompió la pierna debido al impacto, en un control de la Diagonal de Barcelona, y, tras ser tiroteado por agentes de la policía catalana, el coche acabó abandonado a unos tres kilómetros, a la altura de Sant Just Desvern.

En el interior del vehículo, los agentes localizaron, en el asiento posterior, el cadáver de un cooperante español, de 34 años de edad y vecino de Vilafranca del Penedès (Barcelona).

En un primer momento, los agentes mantenían la hipótesis de que el hombre había fallecido debido a los disparos de los agentes, aunque la autopsia confirmó que había fallecido por lesiones con arma blanca producidas con anterioridad. Según los investigadores, el coche lo conducía una segunda persona, que dejó el vehículo abandonado en Sant Just Desvern y se dio a la fuga, por lo que todavía se trata de identificarle y localizarle.

Fotos

Vídeos