Una menor, atacada sexualmente tres veces en una hora por cinco individuos

Uno de los supuestos agresores de la menor

Los investigadores creen que la joven pudo ser drogada por los agresores

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Una joven de 17 años volvía a casa tras salir con sus amigos y despedirse de ellos a la salida de un bar en Londres en la medianoche del pasado 30 de septiembre, cuando fue asaltada sexualmente hasta tres veces por cinco sospechosos diferentes, según informa el diario The Guardian citando a la policía británica.

Se trata de un incidente que se suma a varios casos de agresiones sexuales acaecidos en los últimos meses en Londres. La víctima fue atacada de manera sucesiva en cuestión de minutos por varios hombres, unos asaltos que fueron grabados por varias cámaras de seguridad.

Tras un primer ataque, en una de las imágenes aparece la joven siendo perseguida por un hombre barbudo subido a una bicicleta. Los agentes dijeron que el presunto agresor siguió a la adolescente a lo largo de la calle Mint, en Three Colts Lane, y luego en dirección a la estación de Bethnal Green Overground.

En otra escena de las grabaciones de seguridad, puede verse al mismo hombre acercándose hasta el punto de poder alcanzarla. Poco tiempo después, la cámara le filmó saliendo de la calle y alejándose. A los pocos minutos, la muchacha, con aspecto desaliñado, salió de la calle Corfield Street aparentemente en estado de shock, describe The Sun.

Solo unos minutos más tarde, alrededor de las a las 00.45 horas, los investigadores creen que la víctima sufrió un tercer ataque, posiblemente con la participación de dos o tres hombres. Las cámaras grabaron a un tercer agresor caminando por Corfield Street procedente de una zona con árboles donde se puede percibir a otras dos personas.

Poco después, un vecino del barrio vio a la joven tendida en el suelo en estado de angustia. Llamó inmediatamente al número de emergencias. Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, se llevaron a la menor para que le hicieran un examen médico y recibiera apoyo psicológico.

Los investigadores creen que la muchacha pudo ser drogada por los agresores y, de momento, están a la espera de conocer los resultados de las pruebas de toxicología.

Fotos

Vídeos