El «monstruo de Buzau» rajó con un hacha el vientre, las piernas y manos de su hijo

El sospechoso, durante su detención / ABC

Liberan a un niño en Rumanía que era torturado por su padre para chantajear a su madre en Madrid

EUROPA PRESS

La Policía Municipal de Madrid en coordinación con la Policía Nacional han llevado a cabo una operación que ha permitido liberar a un menor de 12 años que estaba siendo torturado por su padre en Rumanía para chantajear a su madre, que se encuentra viviendo en Madrid, con que volviera al país en menos de 24 horas y pagara 1.000 euros.

Noticias relacionadas

Según ha informado la Policía Municipal y la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los padres del menor vivían separados, el padre con el niño en Rumanía y la madre en Madrid. La mujer había denunciado con anterioridad malos tratos por parte de su pareja en la Unidad de Protección a la Familia, Mujer, Menor y Mayor de la Policía Municipal de Madrid y se la incluyó dentro del programa de violencia de género.

El sábado por la mañana, la madre comenzó a recibir en su móvil mensajes amenazándola de muerte y tres vídeos del niño en un entorno boscoso en Buzau (Rumanía) donde aparecía atado a un árbol, amordazado y con cortes en el pecho y abdomen. El detenido mandó esos vídeos bajo la amenaza de continuar con las agresiones si la madre no volvía a Rumanía en menos de 24 horas y pagaba 1.000 euros.

Una vez conocidos los hechos, la Unidad de Protección a la Familia, Mujer, Menor y Mayor, trasladó a la madre a la Comisaría de Usera, donde el Grupo de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía se hizo cargo de las diligencias procediendo a dar traslado de toda la información a INTERPOL para que la Policía Rumana actuase de inmediato.

Pocas horas después, un grupo de intervención de la Policía Rumana liberó al niño, que localizaron en casa de su abuela paterna, y que fue trasladado a un Centro Sanitario para recibir asistencia médica. Poco después, fue hallado y detenido el progenitor, que había emprendido la huída.

El matrimonio llevaba 17 años junto y el maltrato de él sobre su mujer había sido una constante, según fuentes policiales. Hasta el punto de que lo abandonó y puso rumbo a España, hace unas dos semanas.

En Buzau, Rumanía, el padre se llevó de excursión al hijo, de 12 años, al campo.

Lo desnudó, ató a un árbol y, con un hacha, le rajó las manos, las piernas y el vientre. Luego, le cosió. Y todo ello lo fue grabando. Los gritos del chiquillo se podían oír a decenas de metros a la redonda, pero el lugar estaba en medio de la nada, a cien kilómetros de la capital, Bucarest.

El maltratador envió los vídeos con la tortura a su exmujer. «Tienes que volver conmigo o, de lo contrario, esto irá a más. Además, quiero que me pagues mil euros. Si no, atente a las consecuencias», la amenazó. Ella temía que todo terminara con la muerte del niño. Estaba aterrorizada.

Fueron hasta tres las grabaciones que recibió por parte del padre. Alertó de inmediato a la Policía Municipal. Los agentes acudieron a su domicilio, en el barrio madrileño de Usera. Tras entrevistarse con ella, la trasladaron a la comisaría del distrito. La Policía Nacional tramitó rápidamente la denuncia y pusieron los hechos en conocimiento de la Interpol.

Los agentes rumanos localizaron al muchacho en casa de la abuela paterna. Estaba horrorizado, muerto de miedo y tuvieron que llevárselo en ambulancia hasta el hospital. Presentaba aún cortes en la parte superior del pecho. En cuanto a su padre, había emprendido la huida, pero le cazaron pronto en el mismo bosque donde había cometido las atrocidades al chaval. Se encuentra ingresado en el Hospital Psiquiátrico de Sapoca, bajo custodia policial. Se cree que puede tener sus facultades mentales alteradas.

La Policía rumana precisó: «El hombre está bajo custodia policial, investigado por privación de libertad y malos tratos». Se enfrenta, en principio, a una pena de 15 años de prisión, según el Código Penal de su país.

Los parientes coinciden en que el sujeto es un hombre muy violento, con un amplio historial de violencia y que incluso pasó una temporada entre rejas por robo.

La investigación está siendo coordinada por un fiscal de la Corte de Buzau y por los servicios de protección al menor.

El menor en estos momentos se encuentra ingresado en un Centro Asistencial en Rumanía y su madre está recibiendo una especial protección por parte de la Unidad de Protección a la Familia, Mujer, Menor y Mayor de la Policía Municipal como víctima de "Riesgo Extremo".

También se ha dado traslado al Juzgado de Violencia de todas las actuaciones realizadas.

Temas

Rumania

Fotos

Vídeos