Un muerto por un brote de legionela en el Balneario de Liérganes

Una de las piscinas del Balneario de Liérganes.

Los primeros enfermos se detectaron el 7 de agosto y las tomas de muestras localizaron el foco en una de las piscinas del complejo

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Un brote de legionela detectado en el Balneario de Liérganes, en Cantabria, se ha cobrado ya una víctima mortal y hay afectadas, por el momento, 13 personas, de las que solo dos residen en la región, según ha informado este miércoles la Consejería de Sanidad. Los primeros indicios del posible brote se comunicaron el 7 de agosto y desde entonces se han hecho varias tomas de muestras y adoptado medidas para erradicar el foco, que se detectó en la Piscina del Rey y la Piscina del Infante. Ambas fuera de servicio en este momento. En la mayoría de los casos se trata de gente de fuera de la región que ha estado alojada en el balneario durante este verano.

La nota de prensa, recogida por El Diario Montañés, explica que el Sistema de Vigilancia Nacional notificó el 7 de agosto a la sección de Cantabria dos ingresos hospitalarios fuera de Cantabria por neumonía por legionela. Ese mismo día se realizó la primera inspección y la toma de muestras en todos los circuitos de agua termal del balneario y la revisión del agua caliente sanitaria de las habitaciones donde se alojaron los afectados. La Administración exigió a la empresa Tres Mares S.A. la realización de una limpieza y desinfección de todos estos circuitos y un tratamiento de choque adicional a las labores habituales de mantenimiento.

El día 14 de agosto, después de recibirse el aviso de otros tres casos que precisaron ingreso hospitalario, también fuera de Cantabria, se ordenó la paralización de las instalaciones respiratorias y de niebla. Dos días después, el 16 de agosto, se identificó un resultado positivo en el circuito de la Piscina del Rey.

El 12 de septiembre, el laboratorio comunicó un nuevo resultado positivo de legionela en la Piscina del Rey de las muestras recogidas el día 31, por lo que se ordenó su paralización y otras medidas adicionales en los diversos circuitos, además de una nueva limpieza y desinfección del balneario. Ese mismo 12 de septiembre se tuvo conocimiento de otros dos ingresos hospitalarios.

El Gobierno de Cantabria levantó un nuevo acta de inspección y ordenó el vaciado y limpieza por parte de una empresa externa y el cierre de la Piscina del Infante.

Desde el pasado día 14 hasta la fecha actual se han notificado la existencia de seis nuevos afectados. Este miércoles 20 de septiembre, Vigilancia Epidemiológica ha comunicado el fallecimiento de una de las personas afectadas. De los 13 afectados, dos residen en Cantabria, uno ha sido dado de alta y el otro permanece ingresado en el Hospital de Laredo con buena evolución.

Desde el Servicio de Salud Pública se ha solicitado a la propiedad y la dirección de la empresa gestora del Balneario una certificación exhaustiva de las actuaciones realizadas el domingo 17 de septiembre por la empresa externa especializada, así como de las nuevas medidas de choque en los circuitos en uso. Se les ha recordado que deben continuar cerradas las piscinas del Rey y del Infante.

El Gobierno de Cantabria afirma que la empresa gestora del Balneario ha colaborado con la investigación epidemiológica y ambiental realizada, aportando la información requerida de las instalaciones utilizadas por cada una de las personas afectadas y remitiendo las certificaciones de las medidas de limpieza y desinfección que han realizado.

Fotos

Vídeos