Multa de órdago de EE UU a un joven internauta español

Unidades policiales en una playa de Miami Beach.
Unidades policiales en una playa de Miami Beach. / M. NewTimes

Lanzó falsas amenazas yihadistas que desencadenaron un gran despliegue policial cuyo coste se le reclama ahora

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Tiene 18 años y nada que ver con el yihadismo, vive con su familia en San Mateo de Gállego, un pequeño pueblo próximo a Zaragoza capital y en mayo decidió desarrollar una inoportuna y desagradable broma. ¿Cuál fue su idea? Lanzar amenazas por la web, haciéndose pasar por terrorista islamista. Ahora L.E.P.B. está imputado, en libertad provisional y pendiente de juicio en la Audiencia Nacional. Porque su 'broma' movilizó a los servicios antiterroristas estadounidenses, a los que no les resultó muy complicado rastrear el origen de esos falsos mensajes yihadistas que ese joven difundió por internet desde su pueblo.

Los investigadores de EE UU accedieron a la IP del ordenador desde el que partían esas proclamas y lo situaron en el mapa. Se lo comunicaron de inmediato a las fuerzas de seguridad españolas, que completaron la investigación sobre el terreno. Como prevención, la Policía estadounidense desplegó un intenso dispositivo de seguridad en las playas de Miami. Restringieron el acceso a las mismas y las sometieron a vigilancia especial. Pronto llegó la confirmación desde España de que el joven no era un yihadista y de que la amenaza era falsa. El joven fue detenido el martes, el caso -por estar vinculado a amenazas terroristas- ha pasado a la Audiencia Nacional y él ha quedado en libertad con cargos.

Ahora, según publica ABC, las autoridades estadounidenses echan cuentas de lo que les costó el dispositivo policial que se puso en marcha para investigar y hacer frente a aquella amenaza. La «factura» le llegará a ese joven y se incluirá en el proceso judicial.

Fotos

Vídeos