Resultan ilesos de milagro tras caer una roca en su caravana en La Hermida

La piedra quedó sobre la cama tras destrozar parte del mobiliario de la caravana. /DM .
La piedra quedó sobre la cama tras destrozar parte del mobiliario de la caravana. / DM .

El incidente se produjo entre el desvío de Lebeña y Cillorigo y acabó con un agujero en el techo del vehículo e importantes daños en su interior

Pedro Álvarez
PEDRO ÁLVAREZPotes

El idílico viaje de Louis y Liane Liuweaf por la cornisa cantábrica a punto estuvo el lunes de acabar en tragedia según publica el Diario Montañés. Tras haber disfrutado de una jornada en la comarca lebaniega, donde completaron las visitas de rigor, incluido el teleférico de Fuente Dé, este matrimonio belga se vio sorprendido por la caída de una piedra que destrozó su autocaravana cuando se marchaban. Sólo fueron daños materiales, pero el susto no se les va del cuerpo. «Oímos un ruido muy fuerte, como si fuera una bomba», relataba ayer la mujer aún asustada por el percance que había vivido apenas 24 horas antes.

En torno a las ocho de la tarde, el matrimonio belga circulaba por el tramo inicial del Desfiladero de La Hermida dirección Unquera. No habían llegado al desvío de la localidad de Lebeña cuando una piedra de gran tamaño se desprendió de la ladera y, tras atravesar el techo de su autocaravana, acabó sobre la cama. La roca destrozó la cubierta, acabó con la puerta del aseo del vehículo y rompió por completo la cama. «Llamamos al 112 y después de una hora llegaron y fueron ellos los que llamaron a la Guardia Civil», relata Louis, que recuerda también que «como no podían con la piedra, la Guardia Civil llamó a los bomberos de Tama y entre cuatro o cinco de ellos pudieron moverla».

Louis y Liane, ambos de 65 años de edad, tenían la intención de continuar con el recorrido que les iba a llevar desde su lugar de residencia en Bélgica, de donde salieron el 19 de junio, hasta Santiago de Compostela. Antes ya habían pasado por San Sebastián, Bilbao, Santander y San Vicente de la Barquera. Pero el impacto de la piedra les ha retrasado sus planes. De hecho, ayer tuvieron que pasar el día en Liébana tratando de buscar una solución a los destrozos en su vehículo. Los bomberos aseguraron como medida de urgencia el techo de la autocaravana «y nosotros tuvimos que ponernos a buscar un hotel para dormir», señala este ciudadano belga, que tardará en olvidar su 'aventura' lebaniega. «Un carpintero se encargará de arreglar la cama y la puerta del baño. Cuando esté reparado, que esperamos que sea mañana mismo -por hoy-, seguiremos camino hacia Santiago, a donde esperamos llegar en dos o tres días», asegura Louis.

Louis y Liane Liweaf, en su caravana.
Louis y Liane Liweaf, en su caravana.

Ahora, además de realizar una reparación que les permita continuar con su particular peregrinación, Louis y Liane Liuweaf tendrán que hacer gestiones ante las autoridades y ante su seguro. «Hemos prestado declaración ante la Guardia Civil y mañana -por hoy- hablaremos con la compañía de seguros que se hará cargo de los gastos», relata con cierta esperanza.

Apoyo municipal

Jesús Cuevas, alcalde del municipio de Cillorigo de Liébana, término en el que se produjo el impacto de la piedra, recibió ayer en el Ayuntamiento al matrimonio, indicándoles las gestiones que debían realizar para intentar cubrir los daños de los desperfectos ocasionados. «Vinieron y les dije lo que tenían que hacer tanto ante la Guardia Civil como en el Parque de Bomberos, para conocer el parte de incidencias que les permita acudir al seguro y, a su vez, dar parte de lo ocurrido e intentar que cubra los daños».

El alcalde se puso en contacto con la Dirección General de Carreteras, donde le aseguraron que «hace una semana cayó un argayo cerca de aquí, debido a las lluvias, pero se cree que en esta ocasión han sido cabras sueltas que estaban por encima de la carretera, por lo que se pondrán en contacto con la guardería para que se cumpla la normativa vigente». Igualmente, Cuevas, manifestó que «Carreteras se va a poner en contacto con la empresa Malla y Talud para que visite la zona y vea desde dónde ha caído para, si es necesario, colocar una nueva malla de contención en la zona».

Especial: El Desfiladero de La Hermida: 20 años de promesas incumplidas

Hace unos meses, con motivo del inminente comienzo del Año Jubilar Lebaniego, en El Diario Montañés publicamos un reportaje especial sobre la historia y el estado de esta carretera, esencial para Liébana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos