El ultra del Betis que agredió a un hombre en Bilbao participó en la batalla campal del 12-O en Barcelona

Manuel Herrera, con su madre, tras salir de los juzgados por la agresión en Bilbao. / EFE

Manuel Herrera, condenado a 9.000 euros de multa y dos años sin entrar a un campo, fue uno de los implicados en los altercados que acabaron a sillazos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El ultra del Betis que en abril agredió a un hombre en la Plaza Nueva de Bilbao participó ayer en la batalla campal entre hinchas radicales de fútbol que acabó a sillazos en Barcelona.

Manuel Herrera Perejón, que tras la agresión en la capital vizcaína antes de un Athletic-Betis fue castigado con 9.000 euros de multa y dos años sin entrar a un campo de fútbol, fue uno de los 'hooligans' que el jueves se enfrentaron entre sí en la ciudad Condal y destrozaron la terraza de una cafetería de la céntrica Plaza de Cataluña.

La identidad del hincha bético ha sido desvelada en el programa 'Espejo Público' (Antena 3), que ha mostrado un vídeo en el que se distingue a Herrera lanzando una silla en medio de la trifulca organizada ayer tras la manifestación del 12-O en Barcelona y en el que resultó herido un agente de la Guardia Urbana.

El nombre de este monitor de culturismo de 28 años saltó a los titulares tras la agresión del pasado 27 de abril en el Casco Viejo de Bilbao. Era día de partido, un Athletic-Betis, y Manuel Herrera y dos amigos se acercaron a un hombre que estaba sentado en una terraza de la Plaza Nueva y le espetaron: «Eh, tú, Gabilondo. ¡Viva España!». Así se escucha en un vídeo que fue difundido en redes sociales y en el que se ve al hincha bético llamar «proetarra» a esta persona. Después le tira una cerveza por encima y le asesta un bofetón. Entonces, el agredido trata de huir mientras Manuel sigue insultándole y sus amigos graban las imágenes y se ríen.

La Ertzaintza identificó al agresor, un hincha del Betis vinculado a la ideología de ultraderecha y con un pasado reciente de enfrentamientos con la Guardia Civil en Sevilla -cuenta con 27 antecedentes por diversos delitos-. Por esta agresión fue condenado a multa de 9.000 euros y prohibición de entrar a un estadio durante dos años.

Ayer su inconfundible perfil -tiene un físico muy musculado- se distinguió entre el grupo de radicales de diferentes equipos de fútbol que protagonizaron una auténtica batalla campal en la céntrica plaza barcelonesa tras la manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana.

Pasadas las 12.30 horas, un grupo de ultras la emprendieron a sillazos y destrozaron la terraza de la popular cafetería Zurich. En las imágenes que se grabaron de los incidentes se puede identificar a Manuel Herrera, ataviado con ropa oscura y gorra negra. En un momento se le ve coger una silla y lanzarla, aunque la estampa contra un árbol. Poco después se 'pierde' entre el grupo de radicales que prosigue con los ataques. La Policía Municipal identificó a 25 personas implicadas en los altercados.

Fotos

Vídeos