http://static.elcomercio.es/www/menu/img/tecnologia-desktop.jpg

¿Coches autónomos? Por ahora, solo conectados

SImulador de Seat en el MWC para conducir por las calles de Barcelona./RC
SImulador de Seat en el MWC para conducir por las calles de Barcelona. / RC

La industria del automóvil y las empresas de tecnología deben trabajar juntas para explorar soluciones que permitan la llegada de los vehículos sin conductor en unos años

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZBarcelona

Las ferias tecnológicas cuentan con cientos de coches aparcados en sus pasillos desde hace unos años. El sector de la automoción no ha querido quedarse fuera de los avances tecnológicos y algunos fabricantes presentan ahora propuestas para abanderar la carrera por el 5G. Este es uno de los campos más importantes para el sector, ya que es necesaria la llegada de esta red para el correcto funcionamiento de los futuros coches autónomos.

Así, es normal que empresas tecnológicas y fabricantes de coches trabajen más juntos que nunca para el lanzamiento de los vehículos eléctricos, conectados y autónomos. En el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, unas y otras presentan sus propuestas para el verdadero coche del futuro. Y no hay que irse muy lejos para verlo. La española Seat trabaja desde hace unos años en la “conectividad de toda nuestra gama de vehículos”, según explica en una entrevista a este diario Leyre Olavarría, directora de Connected Car de Seat.

Más información

“Los clientes más jóvenes están siempre conectados con su teléfono y no entienden por qué cuando entran al coche tienen que dejar de estarlo”, asegura. Su objetivo es que sus vehículos incorporen el entretenimiento de la forma más natural y segura posible. “No es solo por ocio, sino que con este servicio se consigue que no usen el móvil mientras conducen”, explica.

«Integrando soluciones de entretenimiento en el coche conectado se consigue que no usemos el móvil mientras conducimos»

«Integrando soluciones de entretenimiento en el coche conectado se consigue que no usemos el móvil mientras conducimos» Leyre Olavarría, directora de Connected Car de Seat.

El fabricante, que desde el pasado septiembre incorpora el servicio interactivo por control de voz Amazon Alexa, acaba de anunciar en Barcelona que se convierte en el primero del mundo en incorporar Shazam, el servicio de reconocimiento de canciones. La consultora Nielsen señala que el 70% de los usuarios de Shazam utilizan esta aplicación a más de 30 km/h, lo que supone un peligro importante.

El presidente de la compañía, Luca de Meo, destacó también la creación de X Moba, una nueva entidad independiente cuyo objetivo será “identificar, testear, comercializar e invertir” en proyectos que impulsen soluciones que mejoren la movilidad del futuro. Su primer servicio es Justmoove, una aplicación que permite reservar y pagar aparcamientos o poner gasolina desde el móvil. Otra iniciativa bajo el paraguas de X Moba es Respiro, una empresa dedicada al coche compartido que, de momento, operará solo en Madrid, aunque quieren exportarla a otras ciudades fuera de España.

Por su parte, Olavarría afirma que la compañía está haciendo pruebas con Telefónica para la integración de sus vehículos en el ecosistema del 5G. “Queremos estar preparados para cuando llegue el 5G a España”. Es curioso que a pesar de la apuesta de muchos de sus competidores por los vehículos eléctricos, la firma basada en Barcelona no cuente con ningún modelo. Sobre ello, la directora de Connected Car explica que están realizando pruebas piloto con algunos de ellos para ver el comportamiento de los usuarios, pero que su foco actual es el gas natural “como la transición energética necesaria hacia la electrificación”, afirma.

Un móvil conduce el coche

Del lado de las tecnológicas ha habido grandes avances en este MWC. La china Huawei ha presentado el primer vehículo conducido por un smartphone con Inteligencia Artificial (IA). El proyecto ‘RoadReader’ ha transformado un Porsche Panamera en un vehículo sin conductor que no solo detecta obstáculos, sino que entiende los estímulos que recibe a su alrededor y diferencia entre más de 1.000 objetos o animales. Las pruebas se hicieron con el Huawei Mate 10 Pro, un smartphone que incluye IA en su procesador.

El coche conducido con la IA de un smartphone de Huawei. / RC

El responsable de Producto de Huawei Consumo, Fabio Arena, explica a este diario que la IA está integrada en el dispositivo con el chip Kirin 970, que tiene una unidad de procesamiento neuronal (NPU) que actúa como su cerebro, por lo que el coche puede “comprender y conocer los objetos peligrosos de la carretera” para poder realizar la maniobra necesaria. “Esta capacidad de aprendizaje de la Inteligencia Artificial es única”.

Por otro lado, la operadora coreana SK Telecom ha presentado en el MWC de Barcelona su proyecto de coche conectado, autónomo y 5G. “El vehículo está conectado con el usuario, con los demás coches y con una torre de control”, explica Marta Silva. El vehículo está rodeado de cámaras para una visión 360º que además van mandado imágenes a la torre de control. “Si ocurre un accidente, el coche que va delante puede enviar el vídeo a los demás para que recalculen la ruta y no se forme un atasco”. Lo mismo podría ocurrir con los semáforos, el vehículo los lee a distancia y calcula la ruta más rápida.

Este coche 5G, que demostró su funcionamiento el pasado 5 de febrero en unas pruebas en circuito cerrado en Corea, no está disponible aún por la necesidad de una red 5G que permita una transmisión de datos “mucho más rápida” entre vehículos.

El coche conectado 5G de SK Telecom. / E. Martínez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos