Crean un sensor para medir la radiación ultravioleta en el móvil

Tiene el tamaño de una uña./L'Oréal
Tiene el tamaño de una uña. / L'Oréal
GADGETS

L’Oréal lanza UV Sense que trabaja sin batería y envía los datos al smartphone

J. A. G.Madrid

Los casos de casos de cáncer de piel aumentaron un 38% durante los últimos cuatro años, lo que supone un incremento de casi el 10% anual. La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) pone el foco en la prevención y la detección precoz de esta enfermedad que provoca 600 muertes anuales en España.

L'Oréal, a través de su marca de cuidado dermatológico de la piel, La Roche-Posay, ha lanzado UV Sense, el primer sensor que funciona sin batería para medir la exposición individual a los rayos ultravioleta.

El nuevo wearable tiene menos de dos milímetros de grosor, nueve milímetros de diámetro y está diseñado para usarse en la uña del pulgar. UV Sense está acompañado de una aplicación móvil, disponible tanto en iOS como en Android, que traduce y transfiere los datos desde el sensor utilizando tecnología inalámbrica NFC (Near Field Communication).

La app ofrece información atractiva al consumidor que detalla cuándo el usuario debe tener cuidado con su exposición a los rayos UV. Los datos se incluyen en un perfil que describe los niveles de exposición del usuario, con consejos adicionales para la protección y se fomentan hábitos de seguridad solar como pasar tiempo a la sombra o la aplicación de protector solar con frecuencia.

"La tecnología dentro de UV Sense es pionera y tiene un gran potencial para impactar el futuro de la tecnología y los wearables", explica Guive Balooch, vicepresidente mundial de la Incubadora Tecnológica de I+D de L’Oréal.

El dispositivo supone un paso más en la innovación para la protección social en wearables iniciada en 2016, cuando La Roche-Posay lanzó el primer sensor de piel elástico para monitorizar la exposición a los rayos UV, My UV Patch, distribuyendo gratuitamente más de un millón de parches en 37 países desde su lanzamiento.

Los estudios a consumidores mostraron que My UV Patch tuvo un impacto positivo en los comportamientos de seguridad solar: el 34% se aplicó protector solar con más frecuencia y el 37% trató de permanecer a la sombra con más regularidad.

"Con las opiniones My UV Patch, nos propusimos crear algo que combinase la tecnología de resolución de problemas con el diseño centrado en el ser humano, ofreciendo datos en tiempo real y un desgaste más prolongado en un producto discreto que se adapta a cualquier estilo de vida", sentencia Balooch.

El producto llegará al mercado en Estados Unidos este verano, mientras que su lanzamiento a nivel global está previsto para 2019, por un precio estimado, aún sin confirmación, de 50 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos