El Comercio

Los jóvenes olvidan los riesgos de las redes sociales

La privacidad en las redes está en entredicho.
La privacidad en las redes está en entredicho. / Archivo
  • internet

  • Más de la mitad de los millenials acepta a desconocidos en sus perfiles en internet

Un 49% de los millennials aseguran que no están dispuestos a configurar su privacidad en las redes sociales y un 53% asegura que no comprueba la identidad de las personas que quieren ponerse en contacto con ellos, según los resultados de un estudio realizado 'online' por YouGov que recoge en un informe la compañía Blue Coat, que ha sido recientemente adquirida por Symantec.

El estudio sugiere que las organizaciones siguen expuestas a un creciente número de sofisticados ciberataques escondidos en la ingeniería social.

A pesar del incremento en el uso de las aplicaciones de redes sociales, tanto dentro como fuera del mundo profesional, el estudio revela como los trabajadores siguen sin protegerse adecuadamente ante complejas técnicas de ingeniería social como las ciberestafas (phishing), una forma de fraude en la que los hackrs simulan ser organizaciones o individuos para engañar a los usuarios a que hagan clic o se descarguen programas malignos, y conseguir hacerse con información sensible como credenciales de acceso o contraseñas.

La conducta de los usuarios no ha mejorado en el último año y, en algunos casos, hasta ha empeorado. Mientras que en ciertas áreas o departamentos se puede observar un mejor dominio de las redes sociales, otras suministran a los piratas informáticos de hoy con numerosas oportunidades para ser utilizadas.

Entre los datos recogidos, por ejemplo, en 2016 el 42% de los participantes afirman que sólo aceptan peticiones de amistad en redes sociales de personas previamente conocidas, lo que supone una ligera disminución desde el 43% de 2015 y, por tanto, una mayor predisposición a aceptar peticiones de desconocidos.

La privacidad y la configuración para el acceso a la información sigue siendo un problema, con apenas un 40% de participantes que en 2016 reconocen configurar sus cuentas para permitir que sólo determinadas personas puedan ver sus perfiles. A la hora de conectar con otras personas, el 41% de los participantes de 2016 reconocen que comprueban las identidades de aquellos que les solicitan acceso, una pequeña mejora frente al 38% de 2015.