El Comercio

El CNI advierte en un informe de graves agujeros de seguridad en el WhatsApp

WhatsApp es un verdadero coladero en el tema de la seguridad. Al menos así lo asegura el mismísimo Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que ha decidido tomar cartas en el asunto. Los servicios secretos españoles han elaborado un exhaustivo informe, fechado este septiembre y al que ha tenido acceso este periódico, en el que denuncian que la popular aplicación tiene agujeros muy serios a la hora de proteger la privacidad de las conversaciones.

El demoledor dossier es obra del más importante departamento oficial del Estado dedicado a la «ciberseguridad nacional», el Centro de Criptológico Nacional (CCN), dependiente directamente del CNI.

El estudio, 'Riesgo de uso de WhatsApp', afirma que esta plataforma se ha convertido en uno de los «entornos más atractivos para intrusos y ciberatacantes» en España. «Desde sus inicios, los creadores de WhatsApp han descuidado algunos elementos básicos en cuanto a la protección de la aplicación y de los datos personales que se gestionan», denuncia el CCN, que apunta a una decena de agujeros graves. La «carencia más importante» de WhatsApp, según los especialistas del CNI, está en el «proceso de alta y verificación de los usuarios». Eso ha «propiciado que los intrusos puedan hacerse con la cuenta de usuario de otra persona, leer los mensajes que reciba e incluso enviar mensajes en su nombre».