Conexión informática cerebral para acabar con la ceguera

La startup californiana se adelanta a Elon Musk. / Archivo
INVESTIGACIÓN

El proyecto estadounidense recrea un módem en el cerebro para luchar contra discapacidades

INNOVA+Madrid

El pasado mes de marzo, Elon Musk, fundador de Tesla, asombraba al mundo con su nueva apuesta: Neuralink. Los nuevos planes del padre de los coches eléctricos pasan por conectar a las máquinas y las personas.

Sin embargo, tan solo se quedó en un anuncio a las puertas de la primavera. Ahora una startup californiana le ha tomado la delantera con el diseño de un implante cerebral que podrá ayudar a personas con discapacidades como ceguera, sordera o parálisis.

Según sus creadores, este dispositivo funcionará como un módem cerebral capaz de leer y estimular la capacidad cerebral de hasta un millón de neuronas con una velocidad de 1 GB por segundo.

El proyecto, llamado NIOB, estará financiado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (DARPA) con una suma de 18,3 millones de dólares.

El implante incluye circuitos flexibles conocidos como neurogranos que se colocarían directamente sobre el cerebro. Su característico nombre se debe a que los circuitos apenas superan el tamaño de un grano de arena, y tienen la capacidad de observar la actividad de miles de neuronas a la vez, así como garantizar una conexión cerebro-ordenador en ambos sentidos.

De esta forma, NIOB permitiría enviar las señales de componentes electrónicos en una conexión de banda ancha apta para ser reconocida por el cerebro. En el mejor de los casos, el implante permitiría a un ciego poder ver lo que le rodea con la ayuda de una cámara digital, según vaticina Paradromics en su página web.

Esta técnica recuerda a la que se usa en la tecnología de fibra óptica, con la diferencia que el extremo de cada neurograno puede afilarse para que entre en el cerebro sin problemas.

Fotos

Vídeos