La pregunta sobre su privacidad que descolocó a Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg, durante su comparecencia en el Senado de Estados Unidos. / AFP

El fundador de Facebook comparece ante el Senado de Estados Unidos por la filtración de datos a Cambridge Analytica

AGENCIAS

El fundador y presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, se sentó este martes ante los miembros de las comisiones de Comercio y Justicia del Senado de Estados Unidos para tratar de explicar la filtración de datos de más de 80 millones de usuarios a la consultora Cambridge Analytica para dirigir publicidad política y mensajería durante la carrera presidencial de Donald Trump 2016. Pidió perdón por «un error» que se produjo porque «no hicimos lo suficiente», pero eso no calmó los ánimos de los legisladores, que le sometieron a centenares de preguntas a lo largo de cinco horas de comparecencia. Pero la que más sorprendió al magnate fue la formulada por el serio senador Dick Durbin: «¿Te sentirías cómodo compartiendo con nosotros el nombre del hotel en el que te hospedaste anoche?».

Zuckerberg hizo un pausa de ocho segundos, sonrió entre dientes, hizo una mueca y no contestó. «Um, uh, no», se limitó a decir. Y «si te has enviado mensajes con alguien esta semana ¿compartirías con nosotros el nombre de tus interlocutores?», le insistió el senador demócrata de Illinois. Y, de nuevo, el fundador de Facebook soslayó la pregunta, que entraba en el fondo del asunto: la privacidad en la red y el papel de Facebook sobre el destino de la información personal de los usuarios que se unen a la red social. De hecho, ante una nueva negativa de Zuckerberg a desvelar aspectos de su vida privada, Durbin espetó: «De eso trata todo esto». Zuckerberg terminó dando la razón a Durbin, al afirma que «creo que todos deberían tener control sobre cómo se usa su información».

El 'mea culpa' del fundador de Facebook no quedó ahí: «Está claro que no hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas fueran utilizadas para hacer daño. Esto se refiere a noticias falsas, interferencias de gobiernos extranjeros en las elecciones y discursos de odio. También la privacidad», explicó el director de una compañía multimillonaria que cuenta con unos 2.000 millones de usuarios. Y recalcó: «No hicimos los suficiente y eso fue un error enorme. Mi error, y lo siento. (...) Yo empecé Facebook, lo dirijo y soy responsable de lo que sucede. No es suficiente con conectar a la gente, tenemos que lograr que esa conexión sea positiva. No es suficiente con darle una voz a la gente, tenemos que asegurarnos de que no la usan para hacer daño a otros o difundir desinformación», aseveró.

Ante las preguntas de los senadores, Zuckerberg aseguró que la empresa no tiene en cuenta la ideología de sus trabajadores y ha insistido en que Facebook trata de ser lo más imparcial posible respecto a temas políticos. En respuesta a las preguntas del senador demócrata Patrick Leahy, que expresó la preocupación de los estadounidenses ante la crisis de privacidad de la compañía, Zuckerberg confirmó que Facebook está cooperando con el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, así como en la campaña de Donald Trump. «No estoy al tanto de la existencia de citaciones al respecto, pero podría haberlas, estamos trabajando con ellos», aseveró, en relación con la pesquisa de Mueller, según ha recogido la cadena de noticias estadounidense CNN.

En este sentido, indicó que algunos de sus empleados han sido interrogados por el equipo del fiscal especial, algo que, sin embargo, no ha sucedido en su caso. «A mí no me han interrogado», afirmó. «Quiero tener cuidado porque nuestro trabajo con el fiscal especial es confidencial y quiero asegurarme de que no revelo nada que sea importante o esté sujeto a esa condición», ha explicado el empresario, que ha comparecido por primera vez ante el Congreso desde que fundó Facebook en 2004.

Además, el programador afirmó que la empresa tiene previsto cambiar y responder positivamente ante las duras críticas proferidas contra la compañía dados los últimos acontecimientos. «Estamos inmersos en un amplio cambio filosófico», manifestó en un intento por adelantarse a cualquier propuesta de legislación que pueda suponer una restricción de las actividades de la red social.

EFE / AFP / Reuters

Cambios legislativos

Zuckerberg, que este miércoles continuará dando explicaciones ante la comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, ha apoyado la idea de perfilar una legislación que obligase a las redes sociales a publicar la identidad de los compradores de espacios para anuncios online con contenido político. Durante la comparecencia ha reiterado que también respaldaría una normativa que implicara contar con el permiso de los usuarios a la hora de utilizar los datos de los mismos. En este sentido, ha hecho hincapié en que los detalles de tal legislación serían de gran importancia, por lo que sería necesario iniciar conversaciones al respecto.

Además, ha asegurado que Facebook no colaborará de forma activa con la Administración Trump y su política migratoria y ha explicado que la empresa sólo coopera con el Gobierno si existe una amenaza inminente o si existe un motivo legal de por medio.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos