elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 15 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una indigente apuñala en el cuello a una monja del Albergue Covadonga

GIJÓN

Una indigente apuñala en el cuello a una monja del Albergue Covadonga

Sor Marcelina Muñiz se debatía entre la vida y la muerte esta madrugada en el Hospital Central de Asturias

15.02.10 - 02:35 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una monja del Albergue Covadonga, Sor Marcelina Muñiz Pérez, se debatía esta madrugada entre la vida y la muerte tras ser apuñalada en el cuello, al menos dos veces, por una joven que había acudido al lugar a pedir «un plato de sopa». El espeluznante suceso ocurrió momentos antes del inicio del turno de cena, pasadas las ocho y media de la tarde. La joven, aparentemente indigente, perdió los nervios en la cocina del albergue mientras pedía que le diesen de comer y, cogiendo un cuchillo, trató de degollar a Sor Marcelina, una veterana monja que en ese momento estaba cortando jamón para la cena.
Todo ocurrió «de forma muy rápida», según explicó a EL COMERCIO el conserje nocturno de la institución, José Iglesias Madriñán, y la rápida actuación de otros transeúntes «que estaban esperando para cenar» evitaron que la joven se ensañase aún más con la religiosa, que no pudo hacer nada por defenderse de la agresión. Una vez inmovilizada, la joven fue detenida por agentes de la Policía Nacional, que la trasladaron a la cercana comisaría, desde donde previsiblemente será puesta hoy a disposición judicial.
Un equipo de investigación criminalística procedió de inmediato a tomar huellas y todo tipo de pruebas e indicios que puedan aclarar las causas del incidente.
Con mucha rapidez se personaron en el lugar asistencias médicas que, en un primer momento, llevaron a Sor Marcelina al Hospital de Cabueñes, desde donde se decidió su urgente traslado al Hospital Central, toda vez que la gravedad de sus heridas ponía en grave peligro su vida.
Al parecer, a primera hora de la madrugada su estado era «crítico», según fuentes cercanas al servicio médico, y los facultativos se esforzaban por estabilizar a la mujer.
Según explicó José Iglesias, la agresora era ya conocida de la casa, donde «había estado hasta hace unos quince días por el albergue», aunque no se tiene constancia de que hubiese protagonizado incidentes violentos con anterioridad.
Aunque no hay ninguna explicación oficial sobre las causas que llevaron a la joven a agredir a la religiosa, todo apunta a que su pérdida de control se pudo deber a algún tipo de nerviosismo previo y a que no quiso esperar los escasos minutos que quedaban para la cena. La joven no había reñido con nadie con anterioridad a la agresión y, de hecho, se le permitió el acceso al albergue porque antes del incidente parecía estar tranquila.
El control de entrada a la institución es férreo, y se rechaza a aquellas personas que parezcan dispuestas a causar problemas o con un excesivo estado de nerviosismo.
De la dedicación y la abnegación de las religiosas del Albergue Covadonga habla a las claras el hecho de que, pese a lo grave de la agresión, las compañeras de Sor Marcelina completaron el turno de cena para el resto de transeúntes.
En Tuenti
Una indigente apuñala en el cuello a una monja del Albergue Covadonga

El conserje nocturno del Albergue Covadonga, José Iglesias, muestra el lugar donde ocurrió la agresión a Sor Marcelina Muñiz. :: PURIFICACIÓN CITOULA

Videos de Local
más videos [+]
Local


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.