elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 9 / 18 || Mañana 7 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Del laboratorio a la cazuela

Asturias

Del laboratorio a la cazuela

24.03.10 - 03:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las variedades de faba desarrolladas por el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) gustan. Este fue el comentario general en Villaviciosa entre los participantes en la cata popular que organizó el consistorio local -en colaboración con el Serida- durante las Xornaes de les Fabes celebradas el pasado fin de semana en la localidad. Un hecho que tranquiliza y anima a seguir trabajando a los investigadores centrados en este campo.
Conseguir una nueva variedad de esta legumbre no es un trabajo nada sencillo. Se trata de un proceso lento que puede llevar hasta 10 años de dedicación hasta que llega a los consumidores. Según explica Juan José Ferreira, responsable del programa de genética vegetal del Serida, se trata de lograr un resultado «igual o mejor que lo que había antes en cuanto a sabor, pero con ventajas para el productor», como pueden ser una mayor resistencia a enfermedades o un crecimiento determinado. Es un proceso en el que, a través de cruzamientos naturales, se logran mejoras en la especie. De hecho, estas variedades desarrolladas por el Serida son tan respetuosas que podrían calificarse como ecológicas.
Durante aquella cata de Villaviciosa, el público probó las variedades denominadas Andecha, Xana, Sinara y Maximina. Las cuatro siguen el patrón de la faba tradicional asturiana y son alargadas, de color blanco y con un peso aproximado de un gramo por semilla. «Son variedades destinadas tanto al productor como al consumidor. Por muchas cualidades y sabor que tenga una faba, si está dura no se come», apunta Ferreira. Estas cuatro clases de faba pueden ser adquiridas por los productores a través de la Cooperativa de Gijón, única empresa autorizada para llevar a cabo su distribución.
Ferreira valoró muy positivamente la experiencia llevada a cabo el pasado sábado en la Villa. «Buscamos mejorar la faba tradicional y para lograrlo es fundamental saber la opinión del público. Sus resultados son igual de válidos que los científicos. Los matices que ellos detectaron son los que va a detectar el público general», indica.
Garantizar la calidad
Aunque a este respecto, el investigador, señaló que «aún no existe cultura de selección» en la sociedad a la hora de elegir la faba que consume, como sí la hay en el vino por ejemplo. Y es que la importación de faba es el principal peligro para las variedades de la región. De hecho, en buena parte de los supermercados no se especifica de dónde viene esa legumbre y se estima que al año se introducen 1.000 toneladas de faba de América en la región, sin contar la que llega de regiones vecinas. Por ello, desde el Serida se resalta la importancia de la Denominación de Origen para garantizar la calidad y la procedencia de este producto.
Otro aspecto en el que están muy implicados en el Serida es en la lucha contra las enfermedades propias de esta especie. En concreto, ahora están centrados en lograr variedades de faba asturiana resistentes al moho blanco y al oídio (polvo negro), patógenos comunes en la región.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Del laboratorio a la cazuela

Juan José Ferreira, en uno de los invernaderos del Serida en el que se investiga la resistencia de la planta de la faba al moho blanco. :: T. B.

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.