elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 9 / 12 || Mañana 7 / 17 |
más información sobre el tiempo

RETALES DE COLORES

El Pabellón Azul

10.04.10 - 03:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En horas perezosas de los pasados días de Semana Santa cayó en mis manos 'El Pabellón azul', de Ramón Pernas, novela que a través de un lenguaje poético y lleno de acertadas metáforas, nos convierte en trashumantes, en titiriteros de los caminos de la vida que fluyen normalmente por donde los queramos llevar, aunque haya muchos que defiendan lo contrario. Que el destino exista, para quien cree en él, no significa subestimar nuestro poder para cambiarlo, idea que mortifica al ser humano una vez que la supervivencia está garantizada y puede darse el lujo de motivar su intelecto.
Esta angustia vital nos acompaña desde los albores del pensamiento y se refleja en las letras, en el cine y en cualquier arte. ¿Decidimos nuestra vida o ella decide por nosotros? Elegir entre determinismo o la simple precariedad de lo que la gente cree que significa el efecto mariposa, da lugar a cientos de argumentos en los que un ligero cambio transforma totalmente la realidad final y deja la puerta abierta a la condicional '¿y si en vez de tal cosa, hubiera sucedido tal otra?'. Aburridísima sería la vida sin esa incógnita que ataca sobre todo en la edad cuyo único deporte asequible es la acumulación de arrugas.
El protagonista de 'El Pabellón Azul' es Augusto Bordino, un anciano que descubre que la vejez es un barco varado con el ancla atorada en el pasado. Pertenece a la 'troupe' de los Bordino de sangre circense, cultivadores de sonrisas y procuradores de asombros, que abandonan el viejo mundo (quizás ese al que con tanto cariño se refería el carismático Camilo de Guareschi) por el joven, por la Argentina que se consolida y enriquece con la diversidad de los que llegan ansiando construirse un futuro nuevo o al menos desconocido, que es mil veces mejor que uno conocido porque incluye una ración de esperanza.
Lo que más me gusta es esa idea del pabellón azul, esa bandera izada en el barco en el que atraviesan el océano Atlántico los Bordino. Color que significa que el barco no pertenece a ningún territorio.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.