elcomercio.es
Jueves, 31 julio 2014
claros
Hoy 13 / 20 || Mañana 18 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
21 millones para transformar el Club Hípico Astur en la Ciudad del Caballo

GIJÓN

21 millones para transformar el Club Hípico Astur en la Ciudad del Caballo

25.04.10 - 02:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Después de varios meses de espera, el grupo Essentium ha culminado su proyecto para construir en las instalaciones del Club Hípico Astur (Chas) un gran centro ecuestre y de ocio, que la empresa denomina 'Ciudad del Caballo'. El próximo jueves está previsto que se firme el convenio marco entre ambas entidades.
Posteriormente, los socios tendrán que dar luz verde al proyecto y, si todo transcurre con normalidad, las obras podrían empezar en 2011. Los arquitectos y diseñadores del grupo empresarial que dirige el mierense Valentín Monje Tuñón prevé una inversión de 21 millones de euros. Se construirá un complejo que, además del mundo del caballo, incluirá instalaciones para la práctica del pádel, restaurantes y un amplio espacio dedicado al culto al cuerpo, con gimnasios, un spa, un circuito de hidroterapia, piscinas y un largo etcétera de las más modernas instalaciones dedicadas a la salud.
En contrapartida, el Chas sólo cede a Essentium el derecho de superficie para que puedan construir los edificios. Las instalaciones que no tengan que ver con el mundo del caballo serán objeto de gestión por parte del grupo empresarial por un plazo de tiempo comprendido entre los 25 y los 30 años, prorrogable.
Es primavera, pero en el Club Hípico Astur (Chas) están convencidos de que les ha tocado el 'Gordo' de Navidad. El grupo empresarial Essentium, presidido por el mierense Valentín Monje Tuñón, quiere construir un gran recinto hípico y de ocio en las instalaciones del club ecuestre. Para ello, ha elaborado un anteproyecto que prevé una inversión de 21 millones de euros para la construcción de los nuevos edificios y de los equipamientos necesarios.
El proyecto es impresionante, ya que prevé que todos los equipamientos sean nuevos, según indicó a EL COMERCIO el presidente del Chas, Andrés Domingo. El actual local social se transformará un edificio de 1.500 metros cuadrados de planta que albergará, además de las instalaciones del club, un restaurante de mil metros cuadrados de superficie, un salón de 800 metros cuadrados, una clínica y una guardería con salida al jardín.
Unas de las nuevas construcciones, la que estará más cerca de la avenida de Albert Einstein, acogerá diez pistas de pádel cubiertas, y en otro inmueble anexo al anterior, dividido por varios jardines atechados, será donde se instalen los gimnasios, salas para fitness, spinning, fisioterapia, estética y un solarium.
A continuación se construirá un nuevo bloque, que estará dedicado al agua. En concreto, habrá una gran piscina cubierta y otra más pequeña para los niños. Se trata de un edificio con tres alturas, por lo que también se prevé hacer un spa, un circuito de agua -tipo centro termal- y un nuevo solarium.
El mundo del caballo
Una de las constantes de este proyecto es que Essentium quiere contar con grandes espacios verdes, para conseguir un entorno más natural y que las actividades del futuro Chas se relacionen tanto con el deporte como con la naturaleza. Pero el nexo común de todo el centro ecuestre y de ocio será la pista central de hípica, que podrá ser contemplada tanto desde varias cafeterías como desde los graderíos e, incluso, desde una gran cristalera en la piscina.
En lo relativo al centro ecuestre, el actual picadero cubierto será totalmente reformado. Lo primero que se hará será eliminar las actuales cuadras que lo circundan. El picadero será ampliado en altura con un espacio alargado en el que habrá salones para eventos, una cafetería, un comedor y todo ello con grandes cristaleras que permitirán seguir lo que acontezca tanto en el propio picadero como en la pista central. Debajo de esta estructura se habilitarán los servicios, instalaciones para el jurado de los concursos, las taquillas de las apuestas, etcétera. Además, en la zona alta del edificio se mantendrá la galería de tiro con pistola y carabina, aunque se modernizará. Precisamente, esa pista central será lo único que no se toque, aunque sí habrá nuevas gradas para los espectadores que acudan.
En cuanto a la actual pista de entrenamiento con techo, pero abierta por los laterales, se prevé hacer una completamente nueva. Se aprovechará, además, para construir a su espalda las nuevas cuadras. El edificio tendrá forma en 'U' y dispondrá de 200 boxes, duchas, enfermerías, guadarnés y almacenes para el heno, la paja y los tractores.
En el centro de esa estructura habrá una pequeña pista circular que se destinará al pony-club, para disfrute de los más pequeños.
Pero los diseñadores de Essentium también han tenido en cuenta que una de las intenciones del grupo empresarial es organizar grandes eventos hípicos, incluso de carácter internacional, por lo que han dispuesto una franja de terreno destinada a la ubicación de los camiones que transporten a los caballos en las diferentes competiciones y poder así instalar sus boxes.
Integrado en el entorno
También está prevista la construcción de aparcamientos. Uno de ellos estará tras el picadero cubierto y otro, junto a la avenida de Albert Einstein. Lo curioso, es que éste contará con una serie de montículos para que no se vea desde la calle, logrando su integración en el paisaje. Además, no será de asfalto, sino de suelo vegetal, similar al utilizado en el del Jardín Botánico Atlántico de Gijón.
Otra de las características del proyecto es que los laterales del recinto estarán abiertos, para que pueda haber comunicación entre los parques aledaños y la senda fluvial, con lo que se consigue una mayor integración en la ciudad.
El proyecto, en verdad, es espectacular y más teniendo en cuenta cuáles son las instalaciones actuales del Chas y su estado. Pero, ¿qué hace falta para que este anteproyecto llegue a ser una realidad? Lo fundamental son dos cosas: dinero y el permiso de los socios del club. Lo primero está en la mano de Essentium y está totalmente dispuesto a ponerlo sobre la mesa. Lo segundo está en el tejado de los propios integrantes del Chas.
Ya antes de que Andrés Domingo comenzara a negociar esta inversión dejó claro que habría varias condiciones sin las cuales ni se comenzaría a hablar. Algunas de las cuales era que los socios actuales mantuvieran intactos sus derechos, que la propiedad del recinto seguiría siendo del Chas y que no se tocaran las cuotas que abonan más allá de las subidas del IPC. Todo eso y más fue aceptado por Essentium.
Andrés Domingo indicó que «el Chas seguirá siendo el propietario de los terrenos y lo que hacemos es darles un derecho de superficie para que puedan construir los edificios y explotar los equipamientos que hagan». Tras estos meses de negociación y de perfilar los últimos detalles, el próximo jueves se prevé que se firme el contrato marco.
Reunión informativa
¿Qué es lo que hará Essentium en el Chas? Lo primero será una inversión de 21 millones de euros para construir el proyecto y poder explotar las instalaciones por un periodo comprendido entre 25 y 30 años, aunque «tendrá una opción para poder renovar esa gestión», apuntó Domingo.
Una vez que esté firmado el convenio marco hará falta el permiso de los socios del Chas para que todo comience a andar. El próximo mes de mayo se realizará una reunión informativa en la que los arquitectos y diseñadores de Essentium mostrarán el proyecto a los socios. Para ello está previsto que se apoyen en recreaciones virtuales de las nuevas instalaciones, en planos y en una maqueta. El presidente del club aseguró que «los representantes de Essentium atenderán a todas las preguntas y dudas que se les plantee en la reunión, ya que quieren que los socios conozcan a la perfección cómo es el proyecto».
Una vez que los socios hayan sido informados, la junta directiva del Chas convocará una asamblea extraordinaria donde someterá a la voluntad de la masa social la idoneidad o no de aceptar la oferta de Essentium. En el caso de que la respuesta de los socios sea positiva, los técnicos deberán elaborar el proyecto básico del centro ecuestre y de ocio, para lo que necesitarán unos tres meses. Después, será el turno de pedir las licencias de construcción. Según las estimaciones de Andrés Domingo, «las obras podrían comenzar a principios de 2011».
De 18 a 24 meses
Pero se trata de un proyecto complejo y no se construye de la noche a la mañana. La previsión de los responsables de Essentium es que la obra tarde entre 18 y 24 meses, pero contarán con una importante ventaja. Al grupo empresarial pertenece una de las principales constructoras del país, como es Assignia, que será la encargada de acometer una obra que es un empeño especial del presidente del grupo empresarial. Además, está previsto que lo hagan de tal modo que el Chas pueda continuar con su actividad habitual y se compaginen sin las actividades sociales y las constructivas, por lo que se empezará a trabajar por las zonas en las que ahora mismo no hay ninguna edificación, pues hay que tener en cuenta que el club dispone aún de mucho terreno ocioso disponible.
En Tuenti
21 millones para transformar el Club Hípico Astur en la Ciudad del Caballo
Videos de Local
más videos [+]
Local