elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 9 / 12 || Mañana 7 / 17 |
más información sobre el tiempo

RETALES DE COLORES

Humor para todos

08.05.10 - 02:57 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Entre robos y los ecos de la crisis que nos ahogan el ánimo, me he decidido por concentrar mis esfuerzos en escribir algo que al menos dibuje una sonrisa. Empezaremos por algo dulce, a lo Mary Poppins, recordando que este fin de semana es muy goloso gracias al 'Sweet Llambión' en el palacio de Camposagrado, donde se presentan nuevos dulces para agradar al paladar de todos.
Ahora ya tenemos un buen sabor de boca, y para demostrar que de todo se puede reír uno en la vida, nos concentraremos en esos guiños póstumos de aquellos que ni la muerte se toman en serio.
Dicen que Groucho Marx grabó en su tumba aquello de «Perdonen que no me levante», y por mi parte estaría muy bien perdonado, pero a pesar de ser un epitafio famoso no está en la tumba del humorista.
Miguel Mihura, escritor de comedias, se puso uno vengativo: «Ya decía yo que ese médico no valía mucho».
Lo gana el del poeta Heinrich Heine, que dejó su legado a su viuda, con la condición de que se casase de nuevo porque «al menos así habrá un hombre al que le pese mi muerte». Mira que simpático. O a lo mejor pretendía todo lo contrario, que nadie se atreviera a casarse con ella después de semejante publicidad.
El marqués de Sade fue fiel a su estilo: «Si no viví más, es porque no me dio tiempo». Pues no sé que más le quedaría a este señor por hacer. Mario Moreno, Cantiflas, se puso un «parece que se ha ido, pero no», no sé exactamente qué es lo que pretendía generar, si una sonrisa o inquietud.
Molière, famoso cómico, no iba a ser menos y corona su tumba con: «Aquí yace Molière, rey de los actores. En estos momentos hace de muerto, y de verdad que lo hace bien». Pues ya lleva tiempo conteniendo el aliento. Y uno más simpático aún: «Eso es todo amigos», de Mel Blanc, el hombre de las 1.000 voces, doblador de Bugs Bunny, Porky y Piolín entre otros. Lo que está claro es que consiguen lo que anhelaban, no pasar desapercibidos para el resto de los mortales ni después de muertos, porque sus tumbas provocan de todo menos indiferencia.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.