elcomercio.es
Sábado, 19 abril 2014
sol
Hoy 12 / 16 || Mañana 11 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El Pacto de Toledo marca la reforma de las pensiones sin fijar la jubilación

ECONOMÍA

El Pacto de Toledo marca la reforma de las pensiones sin fijar la jubilación

Los partidos coinciden en que lo importante es potenciar la permanencia voluntaria de los trabajadores en sus empleos

23.12.10 - 03:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La ponencia del Pacto de Toledo concluyó ayer un nuevo informe de recomendaciones sobre la reforma del sistema de pensiones. La principal novedad de sus trabajos reside, en esta ocasión, en una fuerte discrepancia con el Gobierno acerca del aumento de la edad legal de jubilación. Incapaces de ponerse de acuerdo en este punto, las fuerzas políticas optaron por profundizar en los puntos de entendimiento, que han sido muchos. Lo que importa para garantizar el futuro del sistema es potenciar la permanencia voluntaria de los trabajadores en sus empleos, defienden. Los principales consejos de la nueva edición del pacto se resumen en estos puntos:
Edad legal de jubilación
No ha habido acuerdo para explicitar una cifra y la Comisión deja constancia de las divergencias, pero hay unas líneas de coincidencia. Los comisionados consideran la prolongación de la vida laboral de los ciudadanos como un objetivo necesario y deseable. Para aumentar la edad real en la que los trabajadores abandonan el mercado de trabajo, y teniendo en cuenta «la evolución de la expectativa de vida después de los 65 años», sugieren que el conjunto de medidas a adoptar «puede ser amplio». Y así plantean desde modificar el régimen jurídico de la jubilación para conceder más relevancia a la «carrera de cotización» del trabajador a la hora de determinar la cuantía de su pensión, hasta reservar la jubilación anticipada para aquellos que, contando con largas carreras, opten voluntariamente por acogerse a ella. Sin descartar que determinados colectivos -los que desarrollan actividades penosas- puedan acogerse a este procedimiento.
Prolongación voluntaria
Los comisionados se vuelcan en su recomendación de que se incentive la prolongación voluntaria de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación. Sugieren todo tipo de ventajas, desde fiscales a laborales. E incluso apuestan por mejorar el tope máximo, siempre a cambio de que el trabajador siga en activo. El incremento mensual de la pensión será proporcional al porcentaje adicional de cotizaciones efectuadas. El Pacto de Toledo también aconseja desarrollar el compromiso de bonificar, de manera más intensa y en forma proporcional a la antigüedad, las cotizaciones de los ya contratados que tengan más de 55 años.
¿Quién paga las prestaciones?
Las prestaciones no contributivas, de quienes no alcanzan los mínimos exigidos de cotización, deben correr totalmente a cargo de los Presupuestos del Estado. El Gobierno ha de asumir esta tarea con carácter prioritario y presentar al Congreso de los Diputados un calendario que incluya las proyecciones económicas adecuadas para hacer creíble su «inaplazable» ejecución. La Comisión lo viene reiterando, sin éxito, desde 2005. Los comisionados añaden que, en todo caso, cuando una política activa de empleo introduzca bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social, su coste habrá de repercutir exclusivamente sobre todos los contribuyentes, al igual que cualesquiera actuaciones de anticipación de la edad ordinaria de jubilación o de ayuda a sectores productivos determinados.
El poder adquisitivo
La Seguridad Social sólo debería financiar los gastos correspondientes a la revalorización de las pensiones para el estricto mantenimiento del poder adquisitivo. Cuando la subida del IPC previsto sea superior a la trayectoria del IPC real -es decir, cuando se produzca una desviación al alza-, la mejora podría incorporarse definitivamente a la pensión o no. Si el Gobierno decide consolidar ese importe, tendrá que presentar un informe con los datos financieros que respaldan esa medida. Los comisionados introducen un elemento de reflexión: la posibilidad de utilizar, en vez del IPC, otros índices basados en el crecimiento de los salarios, la evolución de la economía o el comportamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social. Pero no es esta una reforma que aconsejen para mañana mismo.
La hucha de las pensiones
Los excedentes de la Seguridad Social deben destinarse, sin límite alguno, a aumentar la dotación total del Fondo de Reserva del sistema. En ocasiones precedentes (2003, por ejemplo) se sugirió tomar en cuenta la situación económica. Ahora se aconseja incrementar los medios materiales y personales de gestión de estos recursos.
Autónomos y becarios
La Comisión recomienda extender la cotización a la Seguridad Social a cualquiera de los trabajos realizados en todas las actividades económicas. Propone extender la posibilidad de cotizar al conjunto de los becarios de postgrado, y la inclusión, mediante un sistema «ágil y sencillo», de cuantos trabajadores desempeñan periódicamente sus tareas al servicio del hogar. También aconseja seguir avanzando en la plena equiparación de los derechos de los autónomos con el régimen general, pero considera necesario promover gradualmente las medidas que aproximen sus bases de cotización a los ingresos percibidos.
Carreras y cotizaciones
La Comisión considera necesario ajustar con más precisión la relación entre el salario real y las bases de cotización y, de forma paralela, mejorar las prestaciones que se reciban. Aconseja elevar tanto el tope máximo de cotización como la pensión máxima, de manera que aumenten en paralelo los ingresos y los gastos del sistema. Y para que no se quede en un 'brindis al sol', plantea que, por ley y previo estudio de sus consecuencias financieras, «se puedan reconocer determinadas situaciones y supuestos en el procedimiento de cálculo de la pensión», tanto para añadir como para recortar periodos o bases de cálculo.
Cálculo de la pensión
Defienden los comisionados que el cálculo de la pensión se modifique para aplicar a los años cotizados un mismo porcentaje. Advierte de que con el actual sistema se ven perjudicados los trabajadores de mayor edad porque, a partir de los 15 años de mínimo exigido, se toma en cuenta un porcentaje del 3% de la base reguladora entre los 15 y 25 años, y del 2% desde los 25 años en adelante.
Lucha contra el fraude
Los comisionados apuestan por un mayor incremento de los mecanismos de control y seguimiento de las prestaciones de incapacidad temporal de invalidez, a fin de evitar el absentismo injustificado y su uso fraudulento como alternativa al desempleo o la jubilación. Con este propósito, aconseja volcar la inspección en los procesos de duración inferior a 15 días. Reconoce que suponen una carga notable al ser sufragados con cargo a la empresa.
Sistemas complementarios
La Comisión recomienda dotar de estabilidad y garantizar la neutralidad del actual sistema de previsión social complementaria, regular el seguro de dependencia de carácter privado y potenciar este tipo de procedimientos en el marco de la negociación colectiva.
En Tuenti
El Pacto de Toledo marca la reforma de las pensiones sin fijar la jubilación

Reunión de la Comisión del Pacto de Toledo sobre la reforma de las pensiones, ayer, en el Congreso. :: EFE

El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.