elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 19 || Mañana 16 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Nace un movimiento ciudadano que reivindica una cultura alternativa

Oviedo

Nace un movimiento ciudadano que reivindica una cultura alternativa

SOS Cultura Oviedo ha redactado un manifiesto que presentará hoy delante del clausurado Café Español

26.01.11 - 03:33 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En torno a una mesa de una cafetería de El Antiguo se reunieron ayer buena parte de los miembros de un nuevo movimiento social. Se llama SOS Cultura Oviedo y está formado por, entre otros, el director de teatro Roberto Corte; el actor y director David Acera; el crítico, miembro de Lata de Zinc y portavoz del Foro de Urbanismo Crítico, Diego Díaz; su compañera en Lata de Zinc y actriz, Paula Alonso; el crítico de arte Luis Feás; y las artistas Carmen González y Nerea S. Lorences.
Así, alrededor de una mesa y en concentraciones y manifestaciones, fue como surgió el movimiento, con integrantes de otras corrientes sociales que en los últimos tiempos han venido reivindicando, por ejemplo, que la Fábrica de Gas se convirtiera en un centro cultural, algo que antes había hecho el grupo Gas Ciudad.
Ahora se constituye un nuevo colectivo para pedir un cambio en la programación cultural de la ciudad. Ha redactado un manifiesto, del que ha heredado el nombre, en el que recuerdan lo ocurrido en Oviedo: la desaparición de la Bienal Nacional de Arte, del festival de jazz, de los premios Tigre Juan, de los ciclos de cine teatro del Campoamor... Y últimamente, las dos únicas salas de exposiciones de titularidad municipal: el CAMCO y el Café Español.
«Los artistas no tienen espacios para exponer o interpretar y el público está condenado a exiliarse» en busca de una oferta distinta a la ovetenses, «monótona y pobre», califica Diego Díaz. «Hemos llegado a una situación de desinterés por la cultura y absoluto desprecio por cualquier tipo de crítica», añade este joven. «La capital no es solo para atraer sedes administrativas, Oviedo dista mucho de ser capital de Asturias y eso preocupa a los artistas», apunta David Acera.
La asociación reprocha al Ayuntamiento que «no haya reflexionado sobre los motivos por los que Oviedo quedó fuera de las ciudades candidatas de la Capital Europea de la Cultura para 2016». «Muchos nos mordimos la lengua, por 'patriotismo', para evitar criticar un programa ridículo de una ciudad con una oferta cultural que se limita a la ópera, la zarzuela y la música clásica», recalca Díaz.
SOS Cultura Oviedo está abierto a nuevas incorporaciones. El manifiesto, de momento, cuenta con más de 150 adhesiones, pero «estamos arrancando, hay mucha más gente que nos ha transmitido su intención de trabajar con nosotros y estamos dispuestos a aceptar a quien esté dispuesto a trabajar por la cultura asturiana», avanza Acera.
Un documento más amplio
Una de las primeras fases ha sido la redacción del manifiesto que presentarán hoy delante del desaparecido Café Español, en la calle Cimadevilla.
Además, actualmente elaboran un documento más amplio y detallado «de alternativas y propuestas» que quieren debatir con responsables de la Consejería de Cultura, con los miembros de los grupos municipales con presencia en el Ayuntamiento y con los representantes de la Obra Social y Cultural de Cajastur.
En Tuenti
Nace un movimiento ciudadano que reivindica una cultura alternativa

Los promotores del colectivo que se presentará hoy. :: MARIO



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.