elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 13 / 19 || Mañana 14 / 15 |
más información sobre el tiempo

GIJÓN

8 de marzo

28.02.11 - 02:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El próximo 8 de marzo, martes, tenemos dos celebraciones que, en principio, nada tienen que ver (aunque en este año coincidan en el mismo día). Por un lado, tenemos el Martes de Antroxu y, por el otro, el Día de la Mujer (anteriormente, Día Internacional de la Mujer Trabajadora). Bien es cierto que de una, la de Antroxu, sí que se puede hablar de celebración y jolgorio. Respecto a la otra, más bien deberíamos considerarla una jornada de reflexión y reivindicación.
Siendo esto así, tienen cierto paralelismo y pienso que incluso podrían celebrarse de la misma manera, pues si en el carnaval solemos recordar y poner en solfa los hechos más destacados acaecidos a lo largo del año, en el Día de la Mujer hacemos algo parecido: charlas, concentraciones, recordatorios de hechos desgraciados y reivindicaciones de mejora e igualdad de derechos, pero sólo en ese día, como si de un carnaval se tratara.
Por eso digo que, aunque nada tengan que ver, en principio, ambas celebraciones, en el fondo hacemos lo mismo. Confundimos los términos y creemos que de lo que se trata es de transformarnos en ese día, y así, en un caso, ridiculizamos a personas o instituciones y en el otro, lo hacemos con nosotros mismos, diciendo y reivindicando cosas que en el resto del año, en el mejor de los casos, olvidamos. O, lo que es peor, renegamos de haberlo dicho.
Pienso que cada cosa tiene su tiempo y su desarrollo. El Antroxu es tiempo de transformismo, de pasarlo bien, de reírse de los demás y también, por qué no, de nosotros mismos, de olvidarnos de la crisis, de los corruptos, de los políticos, de la Iglesia, y vivir intensamente en un mundo irreal, en el que no existen hipotecas, ni ladrones, ni gobernantes que, cuando creen ver la luz al final del túnel, nos suben el recibo para que los demás sigamos a oscuras.
Lo del Día de la Mujer es otra cosa (o, al menos, debería serlo). No es posible que ese día seamos tan sensibles (a menudo, hasta nos pasamos y ya no diferenciamos). Hablamos de igualdad cuando queremos decir otra cosa y acabamos perdiendo el norte, cuando lo más fácil sería hablar de derechos del ser humano, respeto y dignidad para todos. Pero no, nos subimos a las nubes, aunque sólo en ese día, puesto que el resto del año nos importa muy poco lo que ocurra con la violencia de género, con las diferencias salariales por razón de sexo y por tantas otras cosas que ese día sí que recordamos y manifestamos en solidaridad con las mujeres.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Local
más videos [+]
Local


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.