elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 4 / 21 || Mañana 6 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Álvarez Areces: «Dejo una Asturias mucho mejor que la que cogí»

Politica

Álvarez Areces: «Dejo una Asturias mucho mejor que la que cogí»

No da opciones a Espinosa, tilda a Cascos de «peligro institucional» y asegura que si el PSOE no gana «esta región dará un gran paso atrás»

27.04.11 - 03:27 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Aunque ya no ocupa el número uno de la candidatura socialista a la Presidencia del Principado, Vicente Álvarez Areces encara la campaña electoral en buena forma y con ganas de batalla política. Lo demostró ayer, en su paso por Canal 10, con un discurso duro y contundente tanto con el PP -«no veo a Isabel Pérez-Espinosa como presidenta»- como con Francisco Álvarez-Cascos, al que, por la severidad de sus críticas, vino a situar como principal rival en las urnas. «Es un peligro de inestabilidad institucional», dijo Areces, que también realizó un intenso balance de sus doce años al frente del Ejecutivo. Saldrá por última vez de su despacho de la calle Suárez de la Riva con un buen sabor de boca: «Dejo una Asturias mucho mejor que la que cogí».
Tardó poco tiempo Areces, apenas siete minutos de entrevista, en mentar a Cascos, a quien dedicó no pocos reproches. Es una evidencia que el ex ministro de Fomento y hoy candidato de Foro Asturias será objetivo principal de la artillería socialista en las semanas que quedan hasta el 22-M. Ayer, el presidente se movió en ese terreno. «Vendrán cosas desagradables si alguien cree que aquí llegará un salvador que lo arreglará todo», dijo, en velada alusión al adversario.
Asumió Areces la entrada de Foro Asturias en la Junta General del Principado como un hecho irreversible, aunque se mostró confiado en una mayoría de la izquierda en la Cámara «que garantice la estabilidad a esta región» y permita «seguir avanzando en las reformas con políticas de progreso». Que ese escenario no se produzca sería «un paso atrás muy grande».
Areces intentó trasladar una visión optimista de las expectativas electorales socialistas. Sobre todo porque cree que la «ruptura» de la derecha juega en su favor, en un momento en que la crisis económica había alentado las esperanzas de triunfo del PP en el conjunto de las autonomías y, en particular, en Asturias. «Me cuesta creer que con una derecha rota», argumentó, «el PSOE, que demuestra cohesión interna y tiene un buen candidato, pueda perder las elecciones». A su juicio, la «sensatez» de los votantes a la hora de depositar la papeleta en la urna conducirá a un triunfo socialista.
Radiografió Areces a los tres principales candidatos en liza. De Javier Fernández elogió su «liderazgo» interno, su «rigor y coherencia» y su voluntad de recoger el balance «positivo» de los últimos doce años para complementarlo con «ideas propias».
El papel de De Lorenzo
Menos benévolo fue con rivales. A la popular Isabel Pérez-Espinosa no le dio muchas opciones. «Es la expresión de un gabinismo en declive, su mensaje es el de su tutor», opinó, aludiendo a su vinculación política con el alcalde de Oviedo y principal impulsor de su candidatura.
Más tiempo dedicó Areces a Cascos, al que recordó su incumplimiento de dedicar fondos del 1% cultural a Tito Bustillo, responsabilizó en gran medida de la burbuja inmobiliaria y criticó por «intentar obstaculizar proyectos muy importantes para Asturias». Eso sobre el pasado. En cuanto al presente, a sus opciones como candidato autonómico, incidió en el mismo tono severo. «No añade nada a lo que propone el PP, no tiene programa nuevo, sólo grandes frases», comentó. Le echó además en cara que intente vender un perfil centrado y reformista «cuando es el mismo de siempre, de la derecha más extrema, afín a Aznar, alguien que crispa y aportará poco a Asturias».
Terminó este capítulo replicando a la afirmación del ex ministro de que, en caso de llegar a la Presidencia, levantará las alfombras para ver qué ha dejado debajo la gestión socialista. «Mis gobiernos han estado superfiscalizados», resaltó el jefe del Ejecutivo, que retó a Cascos a «mirar debajo de sus alfombras, porque seguro que encontrará cosas más gruesas que pequeñas motas de polvo».
Al margen de lo que suceda el próximo 22-M, Areces no quiso desvelar nada sobre su futuro, una vez deje la Presidencia. Bromeó, eso sí, cuando fue preguntado sobre su pasado y sobre si le hubiera gustado ser secretario general de la FSA. «Nunca pensé en ello, y no le arriendo la ganancia a quien está al frente de una formación política», afirmó entre risas.
¿Dos o más mandatos?
En este mismo contexto, se pronunció sobre la voluntad expresada por distintos líderes políticos de limitar su presencia en el cargo a dos mandatos. No es partidario de ello porque sí, vino a decir. Y lo argumentó. «A veces, para culminar actuaciones importantes basta con dos mandatos, pero otras veces son necesarios tres». Completó la explicación precisando que muchos de los grandes proyectos de su etapa en el Ayuntamiento de Gijón salieron adelante en el tercer mandato y que las tres legislaturas que ha estado al frente del Principado han sido «muy sólidas».
De esos doce años a los mandos del Gobierno regional habló Areces en profundidad. Doce años de los que trazó un balance satisfactorio. «Dejo una Asturias mucho mejor que la que cogí», aseguró, convencido de que los difíciles dos últimos años, marcados por una crisis económica que ha situado el listón del paro en el entorno de las 80.000 personas y ha ralentizado las grandes infraestructuras, no empañan esa larga trayectoria.
Señaló, en este sentido, que Asturias tiene hoy 70.000 personas más trabajando que cuando llegó al poder, «con la misma población». Que se ha multiplicado la cifra de empresas exportadoras. Que se han completado 1.500 kilómetros de carreteras. Reconoció, eso sí, que la lucha contra el paro ha de ser el objetivo «en el que volcar ahora todas las fuerzas».
Entre los logros de su gestión, Areces citó el HUCA, «uno de los mejores hospitales de Europa», y juzgó «secundario» el retraso en su finalización. También el Niemeyer, cuyos contenidos situó por encima del Guggenheim, aunque aclaró que no es su voluntad ser presidente del patronato.
Debate nacional
Ligó, por cierto, la puesta en marcha del nuevo hospital con la necesidad de afrontar un debate «nacional y europeo» sobre la sostenibilidad del sistema sanitario. Mejora que debe llevarse a cabo no con recortes sino con una apuesta por la eficiencia. Entre las medidas a aplicar citó la posibilidad de reducir el número de áreas sanitarias en que está dividida la región, y aunque no quiso dar una cifra propia, recordó que el CES habló recientemente de cuatro como el número más ajustado. Rechazó el copago como criterio general, en la medida en que «genera inequidad en el acceso al sistema», aunque sí se mostró partidario de «racionalizar el copago farmacéutico». En cuanto a los impuestos, dio por sentado que, en términos europeos, habrá que crear nuevas figuras fiscales que contribuyan a financiar la sanidad, gravando, por ejemplo, las transacciones financieras.
No se olvidó el presidente de las infraestructuras. Esgrimió datos de inversión -4.300 millones de la etapa de Zapatero frente a 2.300 del Partido Popular- para defender el compromiso socialista con Asturias. Y aunque admitió que «no podemos estar satisfechos» con los retrasos que el ajuste ha producido en proyectos como la autovía del Cantábrico, recordó que las grandes obras son «irreversibles» y que el AVE, quizá la más emblemática, estará concluida en 2012 o principios de 2013.
En último término, Vicente Álvarez Areces dejó una reflexión sobre el 'caso Renedo' y la vinculación con el mismo del ex consejero de Educación José Luis Iglesias Riopedre. «Fue un palo para muchos», recordó al ser preguntado sobre sus sensaciones al conocer su detención.
Apeló a dejar que, en adelante, la justicia trabaje y «ponga las cosas en su sitio», si bien reconoció que Riopedre ya ha sido víctima de una «condena social inicial» que afecta a su integridad y que es difícil restituir. «El objetivo de su vida será ahora restituir esa integridad», indicó.
En Tuenti

Areces, ayer. :: J. PAÑEDA

Álvarez Areces: «Dejo una Asturias mucho mejor que la que cogí»

Vicente Álvarez Areces, ayer, en un momento de la entrevista con Juan Neira en Canal 10. :: JOAQUÍN PAÑEDA



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.