elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 25 || Mañana 16 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Tambores y silbatos por un 'Oviedo en vivo y en directo'

Oviedo

Tambores y silbatos por un 'Oviedo en vivo y en directo'

Varios centenares de personas reivindican los conciertos en la ciudad en un paseo con ritmo desde el Campo y hasta el Ayuntamiento

05.05.11 - 03:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La tarde de ayer recordaba a una de 2004. A aquella en que músicos, hosteleros y aficionados salieron a la calle vestidos de riguroso negro para llorar la muerte de la música en directo. Siete años de luto para lamentar lo mismo: la imposibilidad de tocar en los locales de la ciudad. Muchos de los que se manifestaron hace años volvieron ayer al paseo de Los Álamos de donde partió la marcha sonora (había tambores, panderetas, silbatos y cualquier tipo de utensilio que sirviera para seguir el ritmo) hasta el Ayuntamiento.
En un extremo de la pancarta, con el lema 'Por un Oviedo en vivo y en directo', estaba Yolanda Lobo. Su bar, la Santa Sebe, fue uno de los peor parados con la prohibición para organizar conciertos. «Son tantos años ya en silencio, que queremos decir bien claro a todos los grupos que se presentan a las elecciones que queremos una ciudad que suene, una ciudad viva», explicó a través de un megáfono entre vítores de los presentes, que sumaban varios centenares.
También había caras nuevas. Porque quizás ahora algo haya cambiado. En la ciudad se concentra gran cantidad de músicos que se conocen, comparten varias bandas al mismo tiempo y se llevan bien. Véanse algunos de los presentes: Los Ministros, Losone, Mano Lyn Experience, Avalanche, FMM, Bueno, Pablo Moro, Los Fakires de Fitoria, Muñeco Vudú, Vaudí, Delagua... «Vamos a manifestarnos más veces si es necesario, porque queremos permisos para poder organizar actuaciones», insistió Puri Méndez, dueña del bar La Malayerba.
Fue precisamente con la prohibición a su bar, cuando los hosteleros comenzaron a organizarse. Un viernes cualquiera recibió una notificación del Ayuntamiento advirtiendo del cese de la música bajo amenaza de cierre. Puri comenzó a movilizarse y resulta que ese mismo fin de semana, hace ahora un par de meses, otros locales de la ciudad también fueron sancionados.
Desde que se prohibiera la música en directo, muchos locales siguieron programando actuaciones clandestinamente. El goteo de sanciones «fue continuo», dicen, pero parecía que se estaba intensificando, tal vez «por la proximidad de los comicios electorales», así que hosteleros, músicos y aficionados se unieron. El concejal de Licencias les intentó tranquilizar. Aseguró que obtendrían unos permisos «gratuitos e inmediatos». No llegan.
Lo que reclaman es legalidad., que quien quiera pueda contar con una programación cultural sin miedos. Porque «Oviedo es una de las ciudades más cutres y aburridas de la Unión Europea», describió Diego Díaz, de SOS Cultura. Incluso así lo reconocía una ovetense de 62 años y apellido García, que se llevó a sus amigas sin ellas saberlo a la concentración. «Esto es muy guapo. Si no sería todo aburrido», comentó mientras seguía el ritmo. Ayer Oviedo sonó.
En Tuenti
Tambores y silbatos por un 'Oviedo en vivo y en directo'

Varios centenares de personas se concentraron en el paseo de Los Álamos y procesionaron hasta el Ayuntamiento. :: JESÚS DÍAZ



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.