elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 6 / 9 || Mañana 5 / 10 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Wendy representa mis oídos»

Oviedo

«Wendy representa mis oídos»

Áskal entrega a una joven con discapacidad auditiva el primer perro señal de Asturias

21.08.11 - 02:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Melania Andrade, de 23 años, sufre una pérdida auditiva del 85% en cada oído. Desconoce el origen de su discapacidad (reconocida en el 39%), con la que lidia desde los 19 años. Lleva audífonos y sabe leer los labios, el problema es que «el resto de sonidos no sé distinguir de dónde proceden». Ahí es donde se siente perdida, desconectada del mundo.
Esa sensación, sin embargo, la ha superado recientemente gracias a Wendy, un perro señal de raza cocker proporcionado por la asociación sin ánimo de lucro Áskal, y patrocinado por la Fundación Vodafone España.
La organización, con sede central en Cataluña, y creada en 2007, se dedica al adiestramiento de canes para personas sordas. «Todos los perros de Áskal proceden de protectoras, por lo que se cumple una doble función: ayudar a las personas que los necesitan, y a esos animales», que encuentran un hogar, resume José Ignacio García Serrano, veterinario y voluntario de Áskal.
En España, de momento, sólo se han entregado cinco perros señal, y Wendy es la primera que llega a Asturias. Lo hizo en el mes de julio y, desde entonces «representa mis oídos», asegura orgullosa Melania, su propietaria. No es para menos: «Ya puedo tener una independencia en casa; si alguien me llama al teléfono, sea móvil o fijo, a la puerta suena el pitido de los electrodomésticos, me avisa Wendy».
La perra, primero, se dirige a la fuente del sonido, lo reconoce y, a continuación, posa sus dos patas sobre las piernas de Melania, a quien conduce hasta el teléfono o la puerta, por ejemplo. Cuando suena el despertador, «se sube a mi cama». Si el animal fuera de mayor tamaño advertiría de los sonidos «tocando con su nariz».
Los perros señal también están capacitados, abunda García Serrano, para «avisar del llanto de un bebé». Ayudan, en definitiva, a sus dueños a que lleven una vida normal. Y ellos «disfrutan», el hecho de trabajar es «un ejercicio, una diversión». Y tienen premio, por eso Melania no se separa de una bolsa de galletas con las que aplaude a Wendy.
Aunque llevan pocas semanas juntas, el vínculo «ya es muy fuerte». José Ignacio es el encargado de hacer el seguimiento de la perra, y periódicamente se traslada a casa de Melania para hacer un control, repasar los ejercicios para que funcione correctamente y comprobar que no tenga ningún problema de salud. La frecuencia de las visitas se va alargando conforme pasa el tiempo si todo evoluciona correctamente, hasta desaparecer.
Un juego
Los perros señal reúnen una serie de cualidades: «Deben ser reactivos al sonido, que les llame la atención y que para ellos sea un juego buscarlo; tienen que ser tranquilos y equilibrados, con cierto control del miedo». Si cumplen estas condiciones, reciben el adiestramiento para convertirse en perros señal, además de ser educados para ser obedientes.
Melania supo de la existencia de Áskal por internet, y su vida ha cambiado. «Cualquier persona puede solicitar un perro señal». La única condición, ser amantes de los animales, tener ganas de convivir con una mascota. Como explica la web www.askal.es, los usuarios, por lo general, son personas con cualquier nivel de discapacidad auditiva, de todas las edades y distintos estilos de vida. Los perros señal están a su alcance, solo deben contactar con la asociación.
Hecho este paso, antes de la asignación del perro señal, los responsables de Áskal «estudian el perfil de la persona, con el objetivo de encontrarle el can adecuado, porque no es lo mismo una persona joven que otra de avanzada edad», reconoce José Ignacio. El resto de la historia ya es conocida: el dueño vuelve a conectarse a la vida gracias al animal, que encuentra un hogar.
Wendy es la primera acreditada como perro señal en Asturias. Melania está muy agradecida. Resuelto su problema para identificar los sonidos, ahora confía en que en ningún sitio de Asturias le prohiban la entrada con su can de asistencia. De momento, lamenta, «no hay ninguna ley que garantice su acceso a lugares públicos». Pide, por ello, la comprensión de la gente, que se conciencien de lo importante que es Wendy para ella.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Wendy representa mis oídos»

José Ignacio García Serrano, voluntario de Áskal y veterinario, con Melania Andrade y su perrita Wendy. :: JESÚS DÍAZ



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.