elcomercio.es
Martes, 2 septiembre 2014
claros
Hoy 19 / 25 || Mañana 19 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una sesión ordinaria

AL GRANO

Una sesión ordinaria

08.09.11 - 02:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las intervenciones de los portavoces parlamentarios en el pleno institucional de la Junta General no fueron todo lo institucionales que marcaba el programa, pero tampoco cayeron en la refriega de una sesión parlamentaria ordinaria. Hace unos años, los diputados asturianos se despojaban de todo el boato y arremetían los unos contra los otros ante la callada presidencia de María Jesús Álvarez, que era la única que se atenía al guión del Día de Asturias: referencias a la transición económica de la empresa pública a la privada, alabanzas a la modernización de la región y exaltación de la nuevas cotas de autogobierno. La cosa siempre acababa mal, con Aréstegui chocando con Lastra y Jesús Iglesias, y viceversa. Llegó un momento en que sólo cabían dos caminos: se suprimía el pleno parlamentario del programa de festejos del Día de Asturias o se enmendaban los portavoces. Sucedió lo segundo.
Este año había dos novedades que podía llevar al traste la enmienda de los portavoces: el Gobierno de Foro Asturias y la cercanía de las elecciones generales. Izquierda y derecha criticaron al regionalismo de Foro, mientras que Álvarez Sostres lo ensalzó, hasta el punto de no ponerle límites territoriales, al aludir a la presentación de la candidatura en Madrid. Para Espinosa no es momento para patrioterismos y Fernando Lastra dijo que el regionalismo de FAC es hijo del oportunismo político, no de la convicción. Una discusión vacía, porque aquí nadie habló de patrias y todos, teóricamente, se sienten parte de organizaciones regionales, aunque los grandes partidos tengan obediencia nacional.
Jesús Iglesias fue el único portavoz que siguió un rumbo distinto, al criticar la reforma de la Constitución e indicar que será negativa para Asturias y el autogobierno. La reforma constitucional ha llevado a Gaspar Llamazares a la gloria parlamentaria al frustrar desde su escaño la alianza del bipartidismo con el nacionalismo catalán. IU quiere aprovechar ese inesperado protagonismo y pone como prioridad la discusión sobre el déficit. Es muy divertido, porque a IU nunca le importó lo más mínimo el déficit y la deuda (sólo le preocupaban los déficit sociales), pero ahora está que se sale hablando sobre variables macroeconómicas. En resumen, una sesión parlamentaria sin gresca y hoy alguno irá a ver a la Santina.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti