elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 11 / 17 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo

Deportes

Estás en: > >
El Central Park gijonés

Atletismo

El Central Park gijonés

04.10.11 - 02:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Son las ocho de la tarde y el buen tiempo hace que 'El Kilometrín' esté lleno de corredores como en pocas ocasiones. Varios deportistas se saludan en el tendejón cercano a El Molinón y, tras unos breves estiramientos, comienzan a ejercitarse en el trazado gijonés. Por delante, casi 20 kilómetros de entrenamiento.
En este grupo, algunos ocupan cargos directivos, otros son empleados, no falta el profesor universitario y entre ellos hasta hay un concejal. La ocupación no importa, son corredores que como tantos otros están deseando que finalice la jornada para vestirse de corto, calzarse las deportivas y salir a correr por las calles de la ciudad. Además, en este caso todos se disponen a afrontar el 6 de noviembre un gran desafío personal: el maratón de Nueva York.
Pablo Palacios, Alejandro Méndez, Carlos Álvarez, Álvaro González, Ramón Gallego y Fernando Couto dan por buenas las renuncias y los sacrificios que han tenido que hacer en los últimos meses para prepararse para la prueba, ya que no se toman un respiro ni los fines de semana, que aprovechan para hacer las 'tiradas' largas y meterse entre pecho y espalda, a veces, hasta más de 30 kilómetros.
Para Pablo Palacios, ésta será su segunda participación en la prueba neoyorquina y, aunque también ha participado en otros maratones de los conocidos como 'los majors' -Boston, Londres, Berlín, Chicago y Nueva York- no duda en afirmar que «Nueva York es el más emblemático. La prueba es una gran fiesta para la ciudad y ese día vive por y para ella».
Hacerse con un dorsal
No es fácil hacerse con uno de los 43.000 dorsales para la prueba, en la que la organización recibe nada menos que cerca de medio millón de solicitudes. Hay varias formas de hacerse con un lugar en la salida. Una de ellas es acreditar buena marca en el grupo de edades y así asegurar el pasaporte a la prueba. También se puede tener la gran suerte de que sea aceptada la inscripción y, tras abonar alrededor de 250 dólares, ya tienes la seguridad participar en el maratón más popular del Mundo. Sino, los 11 dólares de la preinscripción da la oportunidad de entrar en la lotería de la prueba y participar en un sorteo entre los miles de corredores que se quedaron fuera de la carrera.
Nueva York también premia la fidelidad y al cuatro años de preinscribirse sin entrar en la carrera, la organización te incluye en la competición. Por último, y si el bolsillo lo permite, puede comprarse un dorsal a una entidad benéfica reconocida por la organización o acudir a uno de los pocos touroperadores que tiene acceso a plazas en la prueba.
En esta competición todo se comercializa y tiene un precio: acudir a la salida en limusina, descansar plácidamente en una litera, disfrutando de un exquisito 'buffet' antes de la salida o que los familiares de un corredor tengan un lugar de excepción en la llegada de la carrera. La imagen del Maratón de Nueva York aparece en los más inimaginables soportes y hasta firmas como el propio Tiffany participan en la colección de objetos de regalo de la competición.
La complejidad de mover 43.000 personas en una prueba que transita por los 5 distritos de la ciudad estadounidense, hace que Nueva York permanezca cerrada durante unas 10 horas por la prueba, contrastando con otras ciudades, de mucho menor tamaño, donde se convierte en una auténtica tragedia que durante unas pocas horas se cierre su centro urbano para celebrar un evento deportivo.
Las cifras en el maratón de Nueva York resultan demoledoras. Desde los 600.000 dólares en premios, hasta sus 315 millones de telespectadores, pasando por sus dos millones de aficionados que siguen la prueba en todo su recorrido que, junto con 130 bandas de música, animan sin cesar a los participantes -muchos llevan su nombre en la camiseta para que los seguidores los jaleen-, las 5.000 mesas para los puestos de avituallamiento, situados cada 5 kilómetros -3,1 millas-, y los 1.700 baños portátiles en la zona de salida.
Para muchos, el momento más espectacular de la prueba es la salida, situada a pocos metros del peaje del puente de Puente Verrazano-Narrows. Pero lo que quizás no conozca mucha gente es que el último esfuerzo antes de la propia prueba está en levantarse a las 5 de la madrugada para trasladarse hasta la línea de salida, donde hay que estar casi tres horas antes, ya que el puente neoyorquino se cierra a la circulación a las 7 horas. También se puede acudir en el ferry que tiene como término Staten Island, aunque normamente los participantes llegan a la salida en los autobuses dispuestos por la organización del maratón.
Una vez en la zona de salida y según el color del dorsal, los participantes son situados en los 'corrales', donde pacientemente esperan a que llegue su 'oleada', ya que desde 9.40 horas y en tres oleadas -en cada una toman la salida unos 14.000 corredores, que se suceden cada 20 minutos- entrarán en carrera todos los participantes. De echo, esta edición se da la circunstancia que Ramón Gallego, Pablo Palacios, Álvaro González y Alejandro Méndez toman la salida en la primera oleada, pero mientras los tres primeros tomarán la salida por la parte superior del puente Puente Verrazano-Narrows, Méndez lo hará de forma simutánea por la parte inferior. La espera de las casi tres horas a una temperatura entorno a los 8 grados centígrados para muchos se hace interminable. Hay que abrigarse bien con una ropa de la que se deshacen los participantes en la misma salida y por cientos de kilos tiene como destino las entidades de caridad de la ciudad.
Por fin llegó el gran momento. La Gran Manzana espera ya a los corredores asturianos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El Central Park gijonés

Ramón Gallego, Alejandro Méndez, Fernando Couto, Pablo Palacios, Carlos Álvarez y Álvaro González, en plena sesión preparatoria, en 'El Kilometrín'. :: PALOMA UCHA

El Central Park gijonés

El grupo realiza estiramientos antes de entrenar. :: PALOMA UCHA

Videos de Deportes
más videos [+]
Deportes
Documento sin título
El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.