elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 26 || Mañana 14 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«La empatía con el protagonista se logra en la sala de montaje»

Cultura

«La empatía con el protagonista se logra en la sala de montaje»

02.11.11 - 02:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Gona y Cajastur reanudan su ambicioso proyecto formativo cinematográfico con un nuevo programa para Técnicos Audiovisuales Polivalentes, que comenzará pasado mañana y que ofrece -además de sus enseñanzas de guión, realización, producción, fotografía, sonido, dirección de arte, caracterización, vestuario e interpretación- un apartado dedicado al montaje guiado por el mejor director novel de 2011, David Pinillos (Segovia, 1974). Galardonado con un Goya por 'Bon Appetit', es sin embargo un reputado montador, cuya mano está detrás de más de diez largometrajes ('La vergüenza', 'Primos' y 'Gordos', que le deparó otra nominación al Goya) y un buen número de cortos. Ahora trababa en uno de los capítulos de la serie televisiva 'Gran Reserva', con la que ha vuelto a la dirección, que compagina con su labor docente en el ECAM de Madrid. Una labor que le trae a Asturias en unos días.
-¿Qué le va a ensañar a los alumnos del curso del Centro de Formación Gona?
-Les ofrezco un primer contacto con el mundo del montaje a través de una herramienta de edición que se denomina Final-cut y que es muy versátil.
-¿En qué consiste exactamente?
-Es uno de los sistemas de edición digital que a mí particularmente más me gusta. Se puede decir que es al montaje lo que el Word es a la escritura de ordenador.
-¿En su trabajo editor y montador pueden ser sinónimos?
-Lo son, aunque la nomenclatura de edición se usa más para televisión. En cine seguimos diciendo montaje y a mí me gusta mucho más. Es un concepto que encierra mucho buen pasado.
-Hablando de pasado ¿echan de menos las viejas técnicas de cortar y pegar a mano?
-Que va. A mí me tocó montar alguna película por el viejo método y era todo mucho más laborioso. Los resultados en la historia del cine, con los grandes clásicos, están ahí. Pero el trabajo era agotador, incluso en el modo de ser concebido. Exigía otra filosofía. Ahora si te equivocas vuelves para atrás. Antes si lo hacías mal te cargabas la película.
-¿Un buen montaje puede salvar una mala película?
-Puede hacer que parezca menos mala. Igual que un buen actor o que otros muchos elementos. Pero si es mala es mala.
-¿Y a la inversa?
-Sin un buen montaje no se sostiene una película.
-¿Pasa el trabajo del montador un poco inadvertido en el producto final de la película o cree que el espectador reconoce su labor?
-Quizá conscientemente no. Desde luego si preguntas nadie te va a dar nombres de montadores famosos. Pero inconscientemente todos sabemos apreciar qué es obra de un buen montaje o qué no.
-¿Por ejemplo?
-Sin ir más lejos la empatía con el protagonista se logra en la sala de montaje. También cuando una película tiene el largo adecuado todos sabemos que es cosa del montaje, al igual que si se nos hace demasiado pesado.
-Existe una cierta creencia de que el montaje es algo solo mecánico, técnico, pero tiene también mucho de creativo ¿no?
-Efectivamente. Todo lo que hacemos en la sala de montaje lleva un ritmo, una estructura, casi musical. No se trata de cortar por aquí o por allá. Se trata de crear un modo determinado de expresión.
- Es la persona que abre puertas al director para que éste se encargue de cerrarlas. Me refiero a que debe buscar los caminos adecuados por los que discurra la historia.
-¿Hay trabajo en el mundo del cine o los jóvenes que asistan al curso solo están soñando?
-La cosa está difícil, como en todos los campos. Pero vamos ya a dejar de ser pesimistas, para empezar a ser realistas. Hay que poner interés y sueños en la vida, hacer lo que uno quiere y a la vez estar preparado también para tener que hacer otras cosas.
En Tuenti
«La empatía con el protagonista se logra en la sala de montaje»

David Pinillo escudriña la realidad a través de su objetivo. :: E. C.



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.