elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 9 / 13 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las Cuencas conservan la mitad de las locomotoras que quedan en Asturias

Cuencas

Las Cuencas conservan la mitad de las locomotoras que quedan en Asturias

Las comarcas mineras tienen 30 de las 65 que hay en la región. Langreo lidera la recuperación de máquinas de vapor

26.12.11 - 02:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En Asturias quedan 65 locomotoras de vapor del pasado minero y siderúrgico de la región, aunque no todas están restauradas. 30 de ellas se encuentran en las comarcas mineras, recuperadas o a la espera de serlo. Del resto, la mayoría ha encontrado refugio en un centro creado específicamente para conservar y dar a conocer este importante patrimonio: el Museo del Ferrocarril de Asturias, con sede en Gijón. En las Cuencas, el Museo de la Minería de Asturias (MUMI), ubicado en El Entrego, en San Martín del Rey Aurelio, atesora seis de estas locomotoras, mientras que el Museo de la Siderurgia (MUSI), en Langreo, muestra otras cuatro joyas de tracción a vapor. Otras tres, ya restauradas, se exponen en el parque Dorado de Sama, en los Jardines Juan XXIII y en la Estación del Vasco, en Mieres.
Por contra, hay diez máquinas que corren peligro y que se encuentran en distintos pozos mineros, como los de Monsacro, en Morcín; San Jorge, en Aller, o el de María Luisa, en Langreo. Muchas están a la intemperie y podrían deteriorarse, por lo que los expertos defienden que Hunosa las ceda para que sean restauradas por algún organismo público interesado en esta labor.
En mayo de 2007, la empresa estatal hullera intentó vender dos locomotoras al Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio, que pensaba restaurarlas. Pero los gobiernos locales de Langreo y Mieres, donde están ubicadas, se opusieron. Los ejemplares objeto de disputa son la HT 14 de 1942, hasta ahora ubicada en el lavadero de Sovilla (Mieres) que se pensaba vender por 115.000 euros, y la CA 8, situada en el pozo Fondón, por 126.000 euros. Langreo y Mieres lo consideraron como un expolio y todo quedó paralizado a pesar de que esta adquisición estaba aprobada por el pleno municipal de San Martín.
A día de hoy, el municipio langreano es el que más interés ha puesto en restaurar y poner en valor algunas de estas unidades. Además de las cuatro que se encuentran en el MUSI, ha impulsado el proyecto turístico del valle del Samuño. En el pozo San Luis ya se exponen dos locomotoras. El Ayuntamiento cuenta con una partida de fondos mineros para recuperar patrimonio industrial. En total, 750.000 euros que ya han servido para restituir cuatro locomotoras y una gran grúa (La Leona). Esta labor fue ejecutada por los especialistas de la empresa langreana Construcciones Metálicas Alba, de Lada. Durante el proceso, once personas desmontaron tornillo a tornillo estas joyas industriales para aplicarles tratamientos específicos, pintarlas y volver a montarlas. Todo ello con absoluto respeto a la historia. Pero todo este trabajo no ha finalizado. Aún quedan ocho máquinas a la espera de ser restauradas y tener una ubicación definitiva. Muchas de ellas, propiedad de Hunosa, están instaladas en pozos mineros.
No todas las locomotoras han corrido la misma suerte. La 'Juanco', una máquina centenaria que durante décadas dio servicio al ferrocarril minero de Carbones de La Nueva, en el valle del Samuño, acabó en 2008, en un desguace del polígono industrial de Riaño II, sin que aparentemente a nadie le preocupase. Ha sido la última locomotora destruida en España. Antes de convertirse en chatarra perteneció al Ayuntamiento de Siero, que llegó a preservarla en la localidad de Carbayín como monumento. Se encontraba en una zona ajardinada, sobre un pequeño tramo de vía, a la intemperie y sin ningún tipo de protección.
En 2006 fue vendida a Caydesco, una empresa de Langreo especializada en el reciclaje, la recuperación y clasificación de chatarra. El precio que se pagó por esta joya fue de 300 euros. Al no encontrar comprador, tan solo dos años más tarde sacó provecho convirtiéndola en chatarra. La 'Juanco' fue construida en Munich en 1909 por la empresa Krauss & Co. La máquina tenía el número de serie 6128. Las locomotoras alemanas tenían fama de duras; por eso, esta trabajó a destajo en las vías del ferrocarril de Carbones La Nueva, empresa fundada en 1901 y adquirida por la Real Compañía Asturiana de Minas en 1925. Junto a la 'Pepe', conservada como monumento en el parque Dorado de Sama, son los únicos ejemplares que pertenecieron a Carbones la Nueva.
En Tuenti
Las Cuencas conservan la mitad de las locomotoras que quedan en Asturias

La alcaldesa de Langreo, Esther Díaz, en el taller Construcciones Metálicas Alba, donde se restauran varias máquinas ferroviarias. :: J. C. ROMÁN

Las Cuencas conservan la mitad de las locomotoras que quedan en Asturias

Locomotoras, en el almacén de Valnalón, antes de ser recuperadas por el municipio langreano. :: ROMÁN



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.