elcomercio.es
Martes, 30 septiembre 2014
claros
Hoy 17 / 22 || Mañana 17 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Asturias, entre las comunidades que más impuestos pagan

ECONOMÍA

Asturias, entre las comunidades que más impuestos pagan

Al alto IRPF se suma la diferencia sustancial en el resto de los tributos, como el de Sucesiones y Donaciones, altamente bonificados en otras partes de España

16.01.12 - 02:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La asimetría fiscal entre las diferentes comunidades españolas ha puesto a Asturias a la cabeza del ranking fiscal, entre los territorios que más impuestos pagan. Este dudoso honor no se corresponde, únicamente, con la subida del IRPF anunciada por Mariano Rajoy, que se suma a la que ya realizó la región en el tramo autonómico el año 2010. En lo relativo al Impuesto sobre sobre las Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD), al igual que ocurre con el de Sucesiones y Donaciones (ISD), el Principado no sale nada bien parado. En resumen, lo que en otros sitios no se paga, aquí sí. Y de lo que se tributa en todas partes, aquí se paga más.
Hay una excepción, el Impuesto sobre el Patrimonio, en el que se aplica aquello de 'mal de muchos', aunque esto no consuele a los contribuyentes. Porque todas las comunidades, a excepción de Madrid, Valencia y Baleares donde se ha bonificado el 100%, tendrán que pagar religiosamente el impuesto recuperado por el Gobierno anterior para 2011 y 2012, hasta que desaparezca de nuevo la obligación de declarar, en el año 2013. Así, el mínimo exento se establece en los 700.000 euros, como en el resto del territorio nacional.
A partir de aquí, Asturias comienza a destacar en la lista. Con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales se acabaron las alegrías a medias. Mientras que la mayoría de los ejecutivos regionales han establecido la tarifa a pagar en un 7% del valor del bien, el Principado aplica una tabla con tres tramos. En el más bajo, cuando la base liquidable del valor del bien se encuentra entre los 0 y los 300.000 euros, el tipo alcanza ya el 8%, un punto más que en la mayoría del territorio español. La cosa empeora. Entre los 300.000 y los 500.000 euros, la tarifa se fija en un 9%. Y a partir de esta cantidad, en un 10%. Los contribuyentes canarios, por ejemplo, pagan un 6,5% para todas las transmisiones de inmuebles.
En cuanto al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, en Asturias ha sido elevado al 1,2% con carácter general en las primeras copias de escrituras y actas notariales sujetas como documentos notariales. Una vez más, las comparaciones se revelan odiosas, porque la mayoría de las regiones lo han dejado en el 1% y, si volvemos al caso canario, en un 0,75%.
La situación del contribuyente asturiano no mejora a la hora de recibir herencias. Mientras que Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, La Rioja y Madrid liberan prácticamente de tributación al cónyuge, descendientes y ascendientes, otras comunidades como Cantabria y Murcia no se quedan atrás y aplican bonificaciones y reducciones de hasta el 99%. Los ciudadanos del Principado, por el contrario, tienen que volver a aflojarse el bolsillo. Aquí, sólo no se gravan estas herencias cuando la base imponible no supera los 150.000 euros.
«En Asturias, salvo en herencias muy pequeñas, se paga. Y si hablamos de donaciones, los asturianos pagan siempre». Lo dice Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales, quien desde Madrid reconoce que, en materia fiscal, «Asturias no sale nada bien parada».
Y todo esto, sin tener en cuenta el IRPF. Cataluña es la región que más grava a las rentas altas, pero la mayor presión global de todo el país la ejerce el Principado, ya que también impone un gravamen elevado a las rentas medias. En Asturias, un empleado que cobre 300.000 euros pagará casi un 17% más que en Navarra y un 12% más que en el País Vasco. Un directivo asturiano o catalán paga a Hacienda un 5% más que en La Rioja y Madrid. Si el sueldo a tratar es de 200.000 euros, el contribuyente asturiano deberá desembolsar 91.000 euros. En Madrid y la Rioja, 88.000, y en el País Vasco y Navarra, aún menos. Las rentas bajas de la región tampoco se libran. Con nóminas que apenas alcanzan los 25.000 euros, pagan a Hacienda unos 6.570 euros, 92 más que en La Rioja y Madrid.
«En renta, el tipo máximo marginal es del 55,5%, mientras que un madrileño anda por el 51%. Los impuestos que están gravando en Asturias son muy importantes en comparación con el resto», advierte Miguel de la Fuente, decano del Colegio de Economistas de Asturias.
Por eso, no se extraña de que familias con un nivel de renta alto cambien su domicilio fiscal a Madrid: «Sé de ejecutivos y profesionales que cobran por encima de los 300.000 euros y les interesa hacerlo». De la Fuente califica de «tremenda» la disparidad «demasiado sustanciosa» entre los tributos de las diferentes comunidades autónomas. «No digo que no deban tener autonomía, pero creo que se deberían unificar los criterios fiscales», propone.
Someter a un territorio a tal carga fiscal como la que soporta Asturias en tiempos de crisis es, a ojos de Luis del Amo, «muy poco beneficioso». En su opinión, «se hace todo al revés de como debería. Cuando todo iba fenomenal, las comunidades se peleaban por bajar los impuestos y elevar el gasto. A día de hoy, se hace lo contrario». Entonces, se hacía por gusto, porque no hacía falta. ¿Y ahora? «Porque no hay otro remedio. No hay el suficiente dinero y si no subimos la recaudación nos quedamos sin nada en dos días».
En Tuenti
Asturias, entre las comunidades que más impuestos pagan

Dos contribuyentes tramitan su declaración de la Renta en la Agencia Tributaria de Oviedo. :: E. C.

El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.