elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 26 || Mañana 17 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Pillados por la tecla

Sociedad

Pillados por la tecla

Dos jóvenes narran por Twitter su 'hazaña' de bajarse sin pagar de un taxi de Oviedo a Sama y les pillan gracias a la red. Al final, se disculparon y abonarán la carrera

31.01.12 - 02:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Se reían, Twitter mediante. Se partían de risa un sábado por la noche: «Haciendo un simpa vía taxi». Y el joven incluía su origen (Oviedo), su destino (Sama de Langreo) y el nombre de su acompañante en la misma red social. Más risas: «El taxista acaba de tirar 38 euros a la basura», y acompañaba con la etiqueta #taxistassubnormales. En este punto de la historia interviene TaxiOviedo, esto es, Rixar García, taxista ovetense tremendamente activo en Twitter que detectó el mensaje y respondió: «y taxistas tuiteros».
En este momento, a los jóvenes se les cae el alma a los pies y se asustan: cierran sus perfiles al público. Pero García ya había capturado imágenes de las caras de ambos (las que incluían en sus perfiles), sus nombres y apellidos, y los tuits, o mensajes, que habían publicado contando la gamberrada. Todo, por si el taxista en cuestión se decidía a denunciarles.
García fue contando la evolución de toda la peripecia en su blog, para luego empezar a retirar información, a lo largo de la tarde del domingo, a medida que descubría que los chavales eran menores de edad y que, además, tenían intención de pedir disculpas y pagar el dinero de la carrera al taxista.
Se pusieron en contacto con él a las ocho de la tarde del domingo: eran dos estudiantes de Bachillerato de la localidad asturiana, de los que, a esas alturas, él ya tenía mucha más información («Ya que la tarde está siendo aburrida»...)
A esta hora todos los detalles de la historia han desaparecido, después de los consiguientes chascarrillos y del arrepentimiento de los chavales. Según explica uno de ellos en un comentario en el blog de TaxiOviedo, «aunque nos hemos disculpado por teléfono, nos gustaría poder hacerlo a la cara también, a la par que abonaros nuestra correspondiente deuda», escribía. Fue, dice, un acto «consecuencia de una noche de fiesta».
Moraleja: la huella digital, como advertía ayer García, es honda, por no decir indeleble. Y lo que no es más que una chiquillada queda grabado en las tripas de Internet. Igual que en la memoria de todos los que, con una sonrisa (o carcajada), han asistido a la anécdota.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pillados por la tecla


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.