elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 14 / 18 || Mañana 13 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Fútbol y animación en Baires

Sociedad

Fútbol y animación en Baires

El ovetense José María de la Puente trabaja en Argentina en una película

14.04.12 - 03:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El lenguaje da para muchas risas. A las gominolas les llaman gomitas; a los manillares manubrios y mejor ni hablar de «coger un autobús». «Siempre hay un chiste sexual», bromea José María de la Puente (Oviedo, 1986), que acaba de celebrar su primer aniversario en Buenos Aires. Llegó el 11 de abril de 2011. El fútbol y el cine de animación tuvieron la culpa. Y la siguen teniendo. Al menos hasta final de año estará trabajando en la primera película de animación que dirige el argentino de origen asturiano Juan José Campanella. No hay queja. Está encantado. Si acaso solo añora -con permiso de la familia- el verde del paisaje y la frondosidad culinaria asturiana.
Veinteséis añitos recién cumplidos tiene este licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra que nada más dar carpetazo a las clases y los exámenes se puso a trabajar en la productora Ilion para poner en marcha la película 'Planet 51', estrenada hace un par de años. Luego se embarcó en un proyecto de programador de contenidos en una canal de televisión, pero el cine llamaba a la puerta. La abrió y acto seguido se subió a un avión. Un buen amigo en Buenos Aires le ayudó a decidirse. El caso es que trabaja en esa coproducción dirigida por Campanella junto a otros dos asturianos, Jaime Fiestas y Ramón Giráldez. El primero, en producción, como José María, el segundo, en programación.
'Metegol' es el título argentino de la cinta que en España se tornará en 'Futbolín'. Campanella firma el guion y dirige la historia de un niño de un pueblecito que se pasa la vida jugando al futbolín en el bar. Amadeo, que así se llama, le gana la partida al niño malo que con el paso del tiempo se acabará convirtiendo en una estrella del fútbol y clamará vengaza. Las figuritas del futbolín cobrarán vida para enfrentarse a él. La idea es que la película llegue tanto al mercado latinoamericano como al europeo.
«Más allá del estrés propio de una ciudad enorme, esto es un bendito kilombo», dice José María de la Puente, convencido de que adaptarse a una ciudad como Buenos Aires es de todo menos difícil. Todo se parece mucho a España. «La llegada es muy sencilla, cambias cabrales por empanadas y ya está». Todo es fácil porque además los españoles son muy queridos. «Me esperaba esa idea de que nos odian por aquello de los conquistadores, pero todo el mundo te acaba diciendo que tiene un padre, un hermano, una novia en España». No solo eso. Incluso ser español de origen da cierto un estatus. «Los pijos de aquí imitan el acento español».
José María tiene además buenos amigos trabajando en la coproducción, que ha llevado a Argentina a una veintena de españoles, así que todo va viento en popa, pese a algunas carencias. «Aparte de la familia -yo tengo sobrinos pequeños y no verles crecer da rabia, aunque ahora las distancias con internet se acortan-, echo de menos el verde, la naturaleza, aquí para ver verde tienes que alejarte dos horas». Las distancias son grandes, pero merece la pena hacerlas. La Patagonia e Iguazú han sido ya algunos de sus destinos. La otra carencia es la comida. «Aquí no se come mal, pero les falta la variedad que tenemos en España, hay carne muy buena y pasta muy buena, pero ya... Y es agotador».
España desde la distancia se ve borrosa. «Llevamos un año entero recibiendo solo malas noticias, es desolador y eso asusta un poco». Es curioso cómo la situación Argentina-España se ha dado la vuelta en la última década. Y al margen de que se hayan venido arriba en lo económico, su estado anímico es mejor. «En Argentina están más acostumbrados a estos shocks, lo llevan mejor, saben que lo que hoy está bien va a estar mal mañana; en España nos creíamos que íbamos a ser ricos siempre», explica José María para reflejar cómo se viven las crisis a uno y otro lado del charco. «Yo creo que la situación en España sigue siendo mejor que en Argentina, allí no ves la miseria que hay aquí, pero aquí la situación anímica es muchísimo mejor».
En diciembre, si se cumplen los plazos, se quedará sin trabajo. Aún no tiene claro qué hara entonces, pero no descarta continuar su periplo laboral por otros lugares del planeta. «No sé lo que voy a hacer, por un lado me apetece volver a España, pero también quiero seguir viajando». Canadá y Australia son algunos de los mercados del cine de animación a los que no descarta moverse. Hay películas y trabajo y José María tiene ganas de seguir. De Argentina se irá sin psicoanalizarse: «Aquí es salvaje, todo el mundo va a terapia, Palermo, la zona donde yo vivo, le llaman Villa Freud».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Fútbol y animación en Baires

José María de la Puente y Jaime Fiestas, dos de los tres asturianos que trabajan en la película.

Fútbol y animación en Baires


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.