elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 6 / 9 || Mañana 7 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Aquí nadie conoce Asturias»

Asturias

«Aquí nadie conoce Asturias»

El ingeniero gijonés Juan Fernández lamenta la poca promoción que se hace de su tierra en Holanda y la ausencia de vuelos directos para volver de vacaciones

19.05.12 - 00:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Primera noticia de calado: «Javier Fernández será el próximo presidente del Principado». Indiferencia al otro lado del hilo telefónico: «¿Ah, sí? La política no me interesa nada. Total, al final tampoco importa demasiado quién esté , aunque supongo que intentará tomar las mejores decisiones para Asturias y que lo hará mejor que lo haría yo». Y la segunda: «Manolo Sánchez Murias dirigirá el primer equipo rojiblanco». Ahí la cosa cambia y Juan Fernández reacciona con pasión sportinguista desde Haarlem, la ciudad holandesa de 150.000 habitantes a doce kilómetros de Amsterdam en la que reside desde hace catorce meses: «El fútbol sí me interesa. A ver cuánto tenemos que estar en Segunda, porque la última vez fueron diez años. El descenso era previsible desde que ficharon a Clemente. Yo no esperaba nada de él. Me hubiese quedado con Preciado. Fue una mala decisión».
Es el análisis de la realidad asturiana elaborado por este ingeniero de 30 años de La Calzada que trabaja en el departamento de compras y contratos de una multinacional y que se fue de Asturias «para cinco meses que se fueron alargando». Y, la verdad, «bastante a gusto hasta hoy», resume su periplo, impulsado por las ganas de crecer en lo profesional.
De la otra actualidad, la nacional, se entera más de lo que le gustaría gracias a sus compañeros de oficina, holandeses y foráneos como él, que tienen a España como punto de mira de unas bromas que él soporta con estoicismo casi luterano. «Entre el Rey y la crisis, somos el hazmerreír», se queja. Pero es que ellos, los holandeses, pioneros en regular el trabajo sexual o el consumo de cannabis, con una tasa de paro del 4%, «ya salieron de la recesión hace tres años» y ahora «están buscando como locos gente con carrera para trabajar. Incluso nos ofrecen dinero por conseguir titulados, que escasean».
Por lo demás, la vida en Haarlem transcurre pegada a una bicicleta, mientras que «en Gijón no dejaba el coche», poblada de gente menos seria de lo que Juan pensaba, aunque «un poco más cuadriculados que nosotros», y con fluidez de crédito en los bancos. Y, de hecho, este profesional que vive en un apartamento alquilado («ninguno baja de los mil euros») está pensando en comprar «visto que pagar una hipoteca sale más barata que alquilar». Una opción por la que también se decantan cada vez más nativos de horarios imposibles: «Comen a las doce un par de rebanadas con algo untado. Comen porque hay que comer para no morirse», les devuelve las puyas.
Pero la ausencia de placer en lo gastronómico no es su única protesta. La siguiente son las conexiones aéreas. Las culpables de que sea imposible volver a pasar un fin de semana en casa «sin tener que tirarse dos días en el aeropuerto».
Aviso a futuros gestores turísticos regionales: «Aquí nadie conoce Asturias. Cuando se lo mencionas, se quedan con cara de tontos. Conocen más al Sporting. Y sin conexiones aéreas es muy difícil promocionarnos fuera», resume Juan, cansado de hacer escalas en Barcelona, París o Madrid, mientras se prepara para «limpiar la casa». Llegan amigos asturianos y hará de cicerone: el Barrio Rojo y los coffee shops son valores seguros. Mientras duren.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Aquí nadie conoce Asturias»

Juan Fernández, con su bici, convertidos ya en inseparables.

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.