elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 15 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«La idea del viaje me fascina»

Asturias

«La idea del viaje me fascina»

Luis Melgar llegó a Montevideo en 2009, donde da clases en la Universidad

26.05.12 - 00:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A Luis Melgar no le cuesta nada hacer la maleta. Periodista curtido en papel impreso y en gabinetes de comunicación, un buen día cogió el petate y se fue a Uruguay. Y allí sigue: casado con una uruguaya -Fede, también del gremio- y dando clases de escritura periodística en la Factultad de Comunicación de la Universidad de Montevideo. Puede que pronto le toque otra vez preparar equipaje: «La idea del viaje, de irme a otro sitio, me fascina, voy tan ilusionado que pase lo que pase no lo entiendo como un problema, me adapto a lo que sea».
Claro que en el caso uruguayo la adaptación fue rápida y cero traumática. Aterrizó un 11 de febrero de 2009 y apenas hubo jet lag. «Uruguay es un país parecido a España, ellos tienen un chiste que dice que el hombre desciende del mono y los uruguayos de los barcos. Y es cierto, son todos descencientes de europeos», indica Luis para dar cuenta de la razón de tantas similitudes, que en ocasiones se tornan diferencias irreconciliables. Eso sucede cuando se habla de papeleos infinitos. «Cuando estaba en España me quejaba de la burocracia y ahora digo 'dámela ahora mismo'», dice con cierto tono de desesperación. Mil vueltas, mil papeles, mil problemas. Pero siempre con una buena cara. Hay un segundo contra en Uruguay: la sensación de inseguridad que se transmite y le obliga a vivir dentro de una cierta paranoia colectiva. El tercero y último, gastronómico: «Que no hay pescado. Bueno, sí lo tienen, hay costa, pero no lo comen». En Uruguay, como en Argentina, se devora carne y pasta, así que de vuelta a Gijón reclama siempre de los fogones maternos pescado y verdura.
Todo lo dicho, sin acritud. Es feliz allí, por mucho que a veces eche en falta un poco menos de tranquilidad y más vida callejera al estilo Gijón. Es feliz porque no tiene una arraigada sensación de pérdida al sentirse lejos de casa. «Estoy fuera desde los 18 años, me encantaría en algún momento volver a Asturias, pero no es mi sueño, no es un objetivo vital, porque la vida me ha traído hasta aquí y me llevará con suerte a otros sitios», dice. Y añade: «Hay que dejarse guiar, hay otra gente que ha hecho esto antes que yo y unos han vuelto y otros no y al final han sido felices». Él se siente afortunado con sus clases y como coordinador de los proyectos de fin de carrera de los estudiantes. «Me encanta mi trabajo».
Existe en Montevideo centro asturiano pero la colonia que lo frecuenta está muy envejecida. No hay emigrantes jóvenes, pero sí jóvenes que conocen su origen y presumen de él. «Los abuelos de uno de mis compañeros de trabajo son asturianos y él es del Oviedo». Hasta al otro lado del Atlántico llegan las cuitas futboleras, máxime en un país donde el balompié y las dos victorias del país en sendos mundiales son casi un hecho fundacional. «Aquí el fútbol es una enfermedad», dice Luis Melgar, que sufre en la distancia con el Sporting y que ha descubierto a un forofo rojiblanco entre los conductores de los ómnibus de la capital. Con una pegatina de la Virgen de Covadonga y otra del Sporting tiene adornado su vehículo un gijonés de 55 años emigrado a los cinco a Uruguay.
Anécdotas al margen, la vida es fácil junto al Río de la Plata, en un barrio llamado Pocitos que se parece muchísimo a la Arena, y lo puede ser también en otros muchos sitios. «Siempre digo que no sé dónde está mi futuro». Quizá en Asia o Estados Unidos.
¿Cómo se ve Asturias desde el otro lado del charco? «En estos momentos se ve mal, por todo el maremagnum político, porque hay amigos que están pasando una mala situación y te cuentan historias y se están teniendo que ir también... Pero también se ve como la tierra de la infancia y siempre está en la mente».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«La idea del viaje me fascina»

Luis Melgar, en Montevideo

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.