elcomercio.es
Martes, 30 septiembre 2014
llovizna
Hoy 16 / 19 || Mañana 17 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El síndrome de la bofetada se extiende entre los niños asturianos

Asturias

El síndrome de la bofetada se extiende entre los niños asturianos

Se trata de una infección de la piel que suele provocar enrojecimiento en las mejillas como de un sopapo. En lo que va de año Asturias ha registrado varios brotes pediátricos

17.06.12 - 03:38 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El síndrome de la bofetada empieza a ser casi tan conocido entre los niños asturianos como el último juego de Mario Bros. Pese a su denominación, este síndrome poco tiene que ver con los golpes, así que las madres y los padres pueden quedarse tranquilos. Se trata en realidad de una infección de la piel, generalmente banal, que hace que las mejillas de los más pequeños enrojezcan. De ahí que popularmente se la conozca como 'la enfermedad de la bofetada'. A lo largo del último invierno y el inicio de la primavera Asturias vivió una auténtica eclosión de esta dolencia, que llenó las consultas de los pediatras y disparó la preocupación en familias y colegios. Oviedo y Gijón fueron las zonas donde se declararon el mayor número de casos, según confirmó el presidente de la Asociación Asturiana de Pediatría de Atención Primaria. Con todo, José Ignacio Pérez Candás aseguró que el síndrome de la bofetada «no es ni mucho menos una enfermedad grave, aunque cuando aparecen los primeros síntomas con las típicas manchas en la cara y el cuerpo los padres suelen asustarse un poco».
Pero, aunque estemos poco acostumbrados a la presencia de enfermedades virales, como este eritema infeccioso producido por el parvovirus B19, el síndrome de la cachetada «es una patología típica de la infancia. De hecho, se la conoce como la quinta enfermedad junto con otras tradicionales como el sarampión y la escarlatina», explicó el dermatólogo infantil del Hospital de Cabueñes, Eloy Rodríguez Díaz.
La mitad no se entera
A pesar del revuelo que pueda causar estos días en aulas y hogares, lo cierto es que muchos adultos «la hemos pasado, pero no lo recordamos porque en un 50% de casos la enfermedad cursa inadvertida», precisó dicho especialista.
En colegios de Gijón y Oviedo la incidencia está siendo tan elevada que ya es motivo de conversación entre los propios niños, que conocen muy bien sus síntomas y sus efectos. También, su rápida propagación, que se produce en los días previos a la aparición de las manchas, precisamente cuando la enfermedad aún no es visible. De ahí que se produzcan contagios masivos y aparezcan varios brotes a la vez entre los escolares.
En un principio, esta dolencia puede ser confundida «con una alergia alimentaria o con quemaduras del sol», abunda Pérez Candás. En ocasiones, las menos, puede producir fiebre y provocar síntomas parecidos a los de un catarro. No existe tratamiento contra la enfermedad de la bofetada, ante la que sólo cabe tener paciencia ya que puede tardar hasta tres semanas en retirarse. En general es una dolencia sin mayores riesgos para los niños, pero no ocurre lo mismo con los adultos, sobre todo cuando se trata de mujeres embarazadas. «En las 20 primeras semanas de gestación es una enfermedad que puede provocar abortos», indicó Eloy Rodríguez, quien indicó que las gestantes deben tener especial cuidado y evitar el contacto con niños que puedan estar afectados.
En Tuenti
El síndrome de la bofetada se extiende entre los niños asturianos

Dos niños, en una sala de espera de pediatría de Primaria. :: E. C.

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.