elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 6 / 9 || Mañana 7 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Me considero una privilegiada»

Ultima

«Me considero una privilegiada»

Vanesa Álvarez trabaja desde hace tres años y medio en Guatemala en proyectos de cooperación

25.08.12 - 00:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vive en un lugar «fascinante, increíblemente bonito», dominado por una cosmovisión maya de la que aprende a diario, en el que se hablan 22 lenguas indígenas, con el lago Atlilán y Tical, con Antigua y otras muchísimas bellezas. Pero vive también en un territorio asediado por los narcos y la violencia, carente por completo de servicios públicos, con índices de criminalidad que asustan. Vanesa Álvarez, gijonesa de 31 años, dice que la perspectiva del mundo cambia cuando se afrontan cara a cara realidades demoledoras. Y eso que ella siempre supo que su trabajo debía estar cerca de esas realidades. Estudió en el colegio Virgen Reina y en 2004, 2005 y 2006 empleó su verano en colaborar en la misión que tiene la congregación del colegio en el país. «Me enganchó. Vi que esto es algo más que tener buena voluntad, que hay que estudiar y venir preparado». Se formó convenientemente, hizo un máster en Cooperación en la Universidad de Oviedo y en 2007 se puso a trabajar. Primero con la Agencia Española de Cooperación en Guatemala, después con una beca para la Fundación Carolina en Honduras. Y entonces llegó el cargo de responsable de misiones de una oenegé para la que ha coordinado proyectos de desarrollo económico de comunidades indígenas, dirigidos especialmente a mujeres, formación laboral, producción agrícola y seguridad alimentaria en cinco departamentos del país y también en Ciudad de Guatemala, donde vive, para la prevención de la violencia juvenil. Ahora cambia de organización y se encargará de temas de derechos humanos y prevención de la violencia.
Explica Vanesa que su trabajo es importante, que los resultados, aunque muy poquito a poco, se ven, pero el país tiene problemas estructurales gravísimos a los que es imposible ni acercarse desde una organización no gubernamental. Esa realidad se asume, pero hay que ser optimistas: «Yo llevo tiempo en Guatemala y quiero ser optimista. Estoy convencida de que se pueden cambiar las cosas a pequeña escala».
Está motivada. Es fundamental en un trabajo como el suyo y a tanta distancia de los suyos. «En los momentos de bajón echo de menos llamar para tomar un café; cuando pasan cosas en la familia, para lo malo estás muy lejos y para lo bueno, también», dice Vanessa, que, sin embargo, reconoce que skype e internet facilitan mucho el contacto. «Los de antes no sé cómo lo hacían», bromea.
El caso es que está feliz, que pese a que cuando pisa Gijón lo primero que hace es visitar la playa -«es que el sonido del Cantábrico y el olor se echa muchísimo de menos»-, que vuela cargada de fabes, morcilla y chorizo, no piensa en volver por contundentes razones. La primera: «No me quejo, me considero una privilegiada por estar trabajando en lo que me gusta». La segunda: «Asturias no me da la posibilidad de volver, lamentablemente, ni siquiera hay un vago planteamiento. ¿A qué voy?».
Sí piensa en cambiar de destino de aquí a unos años. «En un tiempo desearía salir de Centroamérica, la doy por conocida, vivida y disfrutada». Puede que algún país de la cordillera andina sea el lugar. Mientras tanto, disfruta de su trabajo, del aprendizaje continuo e impagable de las comunidades indígenas, de su colonia de amigos españoles -que incluye dos asturianos-, suecos, guatemaltecos, italianos...
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Me considero una privilegiada»

Vanesa Álvarez en la inauguración de módulo de producción de hongo ostra con mujeres kakchiqueles en Chimaltenango. :: E. C.



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.